Ideas saludables para comer al aire libre con los niños

Recetas sanas para organizar un picnic en familia

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Con la llegada del buen tiempo los fines de semana se plantean en muchas ocasiones con planes al aire libre, perfectos para que los niños corran y recarguen pilas para regresar al colegio, pero, a veces, difíciles a la hora de ofrecer una dieta equilibrada.

La comida fuera de casa, sobre todo cuando se va a pasar el día entero al campo resulta un reto para los padres, que en ocasiones terminan recurriendo a clásicos como las barbacoas, productos cárnicos altos en grasa que no son lo más aconsejable en la dieta infantil. En guiainfantil.com te ofrecemos una serie de ideas saludables para comer al aire libre con los niños.

Recetas sanas para comer al aire libre con los niños

Recetas sanas para comer al aire libre con los niños

La tortilla de patata es algo que no falta en la fiambrera de muchas familias, pero también es cierto que las temperaturas elevadas limitan el acceso muchos platos saludables que consumimos en casa. Sin embargo, existen alternativas perfectamente asequibles y fáciles de transportar o cocinar in situ para tratar de mantener la dieta lo más saludable posible al comer al aire libre con los niños.

- Empanadas o empanadillas: la combinación de carbohidratos con un relleno saludable es una opción fantástica para llevar al campo. Por ejemplo, atún con pisto, beicon con queso, pollo con verduras, salmón con bechamel…, y por supuesto, ¡horneadas y no fritas!

- Quiches: de  una manera similar a la empanada, los quiches aportan hidratos de carbono y proteínas, además de que pueden aportar grasa saludable si se incluyen los ingredientes adecuados.

- Rollos de salchicha, chistorra o chorizo: aunque pueden parecer muy parecidos a los perritos calientes, estos rollitos pueden elaborarse con masa de empanada o con hojaldre, y pueden comerse calientes pero también fríos, y sin necesidad de aderezos como kétchup, que aportan también una gran cantidad de azúcar.

- Humus y verduras: uno de los snacks que vienen pisando fuerte son los humus, elaborados tradicionalmente a base de garbanzos, aunque pueden encontrarse recetas que utilizan berenjena o calabaza como base. Esta pasta puede comerse mojando colines o untada en trozos de pan, aunque los bastoncitos de zanahoria o de pimiento rojo son mucho más sanos y una manera fácil de incluir verduras en nuestros picnics.

- Brochetas de carne y frutas o verduras: si consideramos hacer una barbacoa, podemos tratar de evitar las clásicas hamburguesas o perritos calientes cocinando unas brochetas. Al margen de los clásicos pinchos morunos, que solamente contienen carne marinada, se pueden elaborar brochetas muy completas y atractivas con carne (pollo, que tiene un sabor más suave) y verduras como tomates cherry, calabacín, trozos de cebolla o pimiento,  o frutas como la piña o las fresas.

- Alitas a la barbacoa: además de brochetas, pueden prepararse otras partes del pollo en la barbacoa, simplemente aromatizadas con ajo. Otras opciones más chispeantes pueden conseguirse marinando las piezas de pollo con especias como curry, soja o miel.

Los niños disfrutan enormemente de los planes al aire libre, consumiendo además mucha energía, y pudiendo ser una oportunidad perfecta para ofrecerles platos diferentes a la par que nutritivos de manera exitosa.