Tipos de manchas de nacimiento en bebés

Por qué algunos bebés tienen manchas al nacer

Cristina González

A diferencia de lo que se suele pensar o de los dichos populares, las marcas de nacimiento de los bebés también conocidas como antojos, nada tienen que ver con algo que haya hecho o no tomado la mamá durante el embarazo. 

Algunos bebés nacen con marcas en la piel o enrojecimientos temporales que desaparecen con el tiempo. Otras manchas sin embargo no desaparecen. ¿Qué tipo de marcas existen y por qué surgen?

¿Se tratan las marcas de nacimiento de bebé?

Manchas en la piel del bebé

Estas manchas de nacimiento no se pueden prevenir. Aunque a veces pueden ser debidas a motivos hereditarios en la mayor parte de las veces se desconoce cuales son las causas que las originan.

La mayor parte de las marcas de nacimiento no ocasionan problemas y la mayoría de ellas suelen desaparecer cuando el niño está en edad escolar, aunque otras son permanentes.  

Es conveniente que el pediatra determine el tipo de marca de nacimiento de que se trate y la evolución de la misma, ya que en ocasiones pueden ser síntomas de otras enfermedades que puede llegar a desarrollar nuestro bebé. 

2 tipos de manchas de nacimiento en el recién nacido

Algunas marcas de nacimiento son apenas imperceptibles mientras que otras pueden llegar a causar desfiguraciones en nuestro bebé. Podemos distinguir dos tipos fundamentales de manchas de nacimiento según qué las causa:

1- Si las manchas las provoca una formación incorrecta de los vasos sanguíneos se denominan manchas vasculares. Dentro de las manchas vasculares podemos encontrar:

- Las máculas que son manchas rojas que suelen aparecer en la frente, cuello, nariz, o labio y desaparecen en torno a los 2 años de edad.

- Los hemangiomas: son manchas de color de las fresas que pueden volverse azulados y pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo. Tienden a encogerse y desaparecer en torno a los 9 años de edad.

- Y, por último, son manchas vasculares las manchas de ‘vino de Oporto’ que no desaparecen se vuelven con el tiempo más oscuras y crecen según crece el bebé.

2- Cuando se produce un excesivo crecimiento de las células que producen los pigmentos de la piel aparecen las manchas pigmentadas. Dentro de estas manchas encontramos tres tipos:

- Las manchas mongólicas aparecen en la zona lumbar o glúteos, tienen un tono azulado, desaparecen por sí solas.

- Las manchas de color café con leche: aparecen en cualquier lugar del cuerpo, pueden multiplicarse según crece el niño, conviene observarlas ya que pueden ser un síntoma de un trastorno genético que se denomina neurofibromatosis.

- Y los lunares pueden ser de color tostado, marrón o negro; planos o protuberantes; y pueden contener pelo. Si son congénitos el pediatra irá revisando la evolución por si pudiera derivar en cáncer de piel.