Cómo evitar un corte de digestión en los niños

Consejos para evitar que a nuestro hijo se le corte la digestión

Estefanía Esteban

El corte de digestión se produce cuando el proceso de digestión se interrumpe de forma brusca. Lo puedes reconocer porque en ese caso el niño presenta dolor de estómago, una piel más pálida de lo normal, vómitos o lo que es más peligroso, pérdida del conocimiento .

Te damos unos consejos para evitar un corte de digestión en los niños. Tenlos en cuenta sobre todo en la época de verano, que es cuando más cortes de digestión se producen (aunque no siempre están relacionados con el baño). 

5 consejos para evitar un corte de digestión en los niños

Evitar un corte de digestión

La digestión es el proceso de asimilación y absorción del alimento que se ingiere. Empieza en el momento en el que el niño come hasta que el cuerpo termina de absorber los nutrientes. Si este proceso se ve interrumpido de forma brusca, es cuando decimos que se ha producido un 'corte de digestión'. El niño entonces puede marearse o incluso perder el conocimiento. Puede ser grave si en ese momento el niño se encuentra en el agua. Por eso, es fundamental que tengas en cuenta estos consejos para evitar un corte de digestión. Recuerda que es algo que se puede prevenir: 

1. Nada de comidas copiosas antes de un baño. Si estás pensando en pasar el día en la playa o la piscina, apuesta por una comida ligera. La digestión será más rápida y acortarás el tiempo de 'riesgo'. Además será mejor que evites los alimentos con mucha grasa o azúcar.

2. Respeta el tiempo de digestión. Normalmente el cuerpo tarda en hacer la digestión entre una hora y media y dos horas. Respeta ese tiempo de digestión para estar seguro y no correr riesgos innecesarios.

3. Descansa a la sombra antes de bañarte. Si tu hijo toma el sol después de comer y se mete en el agua fría, el cambio de temperatura será impactante para el cuerpo. Esto puede provocar un repentino corte de digestión.

4. Entra en el agua de forma gradual. Si estás en la playa o la piscina, lo normal es que la temperatura del cuerpo sea elevada. Para evitar un contraste muy grande entre la temperatura corporal y la del agua, es recomendable entrar lentamente en el agua o mojarse antes de zambullirse la nuca y las muñecas. 

5. No realices ejercicios fuertes nada más terminar de comer. Espera un tiempo prudencial para favorecer el proceso de digestión. 

Por qué se produce un corte de digestión en los niños

- Bañarse en agua fría después de comer: La mayoría de los corte de digestión se producen en el agua. ¿Sabes por qué? Cuando el cuerpo está haciendo la digestión, la sangre se concentra en esa zona. Pero si en medio de ese proceso, el cuerpo entra en contacto con temperaturas más bajas, la sangre se repartirá de forma instantánea por todo el cuerpo para contrarrestar esa bajada de temperatura. La digestión se para y es cuando se produce el llamado 'corte de digestión', que se manifiesta con mareos, dolor de estómago y vómitos. 

- Hacer ejercicio después de la comida: Otra de las razones o causas del corte de digestión es hacer ejercicio nada más terminar de comer, sin respetar el tiempo de digestión. De nuevo, la sangre debe repartirse por todo el cuerpo para suministrar más oxígeno, con el consiguiente riesgo de corte de digestión. 

- Exceso de calor tras una comida: Si tomas el sol de forma excesiva inmediatamente después de comer, también aumenta riesgo de corte de digestión.