La razón de por qué algunos bebés tienen caries

¿Las caries se transmiten o se heredan?

“Es que mi hijo ha heredado mi boca, por eso tiene caries” La falsa creencia que la caries se hereda está ampliamente presente en un gran porcentaje de los padres que acuden a la consulta, lo cual puede desencadenar un pensamiento inevitable de “no se pudo hacer nada”. Por eso, os pregunto, ¿un niño puede heredar la caries si cuando nace no tiene dientes? 

La respuesta es no. porque la caries es una enfermedad infecciosa y transmisible producida por los ácidos generados por las bacterias que se encuentran en nuestra saliva. En su aparición están implicados muchos factores de riesgo que contribuyen a su desarrollo. Entre ellos, la transmisión bacteriana. Te explico por qué algunos bebés tienen caries.

¿Por qué pueden tener los bebés caries?

La razón por las que algunos bebés tienen caries

Los bebés nacen sin las bacterias responsables de la caries dental. Estos microorganismos comienzan a colonizar la boca del bebé poco después del nacimiento. Los niños las adquieren por transmisión directa a través de la saliva de sus madres, padres y/o cuidadores. Pero ¿cómo?

Toda madre o padre, consciente o inconscientemente, ha soplado o probado directamente la comida de su bebé utilizando su misma cuchara. O incluso, ha limpiado el chupete de su hijo con su propia saliva (aquí quiero aclarar que la creencia popular que la saliva de las madres ayuda a reforzar el sistema inmunológico del recién nacido, o que incluso reduce el riesgo de alergias, asma o eccemas, no es cierta).

La presencia de las bacterias causantes de la caries dental en la saliva de vuestros hijos no va a implicar directamente la aparición de caries. Recordad, la caries es una enfermedad multifactorial, es decir, producida por un conjunto de factores (dieta, cepillado, bacterias, flúor, huésped, factores medioambientales, etc.), por tanto pensar que su aparición es debido a un único factor no es correcto.

Lo que si se ha demostrado numerosos estudios es que:

- Mientras más precoz sea la colonización (especialmente en niños menores de 12 meses), más influyente es la transmisión bacteriana y por tanto, mayor el riesgo de caries.

- Que las madres que presentan historias previas de caries implica necesariamente que son más propensas a tener mayores niveles de bacterias causantes en su saliva, aumentando el riesgo de que sus hijos sufran un contagio más temprano. 

- Además si estos antecedentes de caries en la madre se unen a que presentan caries activa, una pobre higiene oral, dieta cariogénica, etc., durante el embarazo y tras el parto; el riesgo de caries en el bebé por transmisión bacteriana es aún más importante debido a que la virulencia de la bacteria es mayor.

¿Cuál son las pautas que debemos seguir para evitar la caries dental en los niños?

- Se aconseja a la madre realizar visitas rutinarias al dentista durante el embarazo. El profesional determinará el nivel de riesgo de caries e instaurará las medidas preventivas eficaces para reducir los niveles de bacterias en la saliva con el objetivo de mejorar la salud oral de la madre.

- No compartir utensilios con el bebé (cucharas, cepillos de dientes, etc.) especialmente durante los dos primeros años de vida. No limpiar el chupete del bebé  con tu saliva cuando éste se ensucie.

- Los padres, hermanos y/o cuidadores también deben contribuir a disminuir el riesgo de transmisión bacteriana.

- La instauración de otras medidas preventivas adecuadas son de vital importancia: reducir al mínimo los azúcares así como retardar al máximo su introducción en los bebés (nunca antes de los dos años de edad), instaurar hábitos de cepillado dental constantes y efectivos con una pasta fluorada de 1000 ppm de flúor, visitas tempranas al Odontopediatra (durante el primer año de vida) que ayudarán a prevenir, y no a curar, la caries en los niños.

En resumen, lo único que se pueden heredar nuestros hijos son nuestras costumbres y hábitos, y si estos son saludables y orientados a conseguir una buena salud bucal, más conseguiremos reducir la caries en la población infantil, con lo que contribuiremos a crear bocas sanas en la edad adulta.