Por qué los niños con TDAH deben usar autoinstrucciones

Cómo entrenar a los niños hiperactivos con autoinstrucciones

Una de las dificultades con la que se encuentran los niños con TDAH  es su excesiva impulsividad a la hora de realizar tareas, ya sean las propias de la vida cotidiana, o ben sean tareas escolares. A esta impulsividad se le suma la falta de atención o la dificultad para focalizar la atención los estímulos relevantes, es decir, a los que tendría que prestar atención. 

Autoinstrucciones para niños con TDAH, ¿qué son?

Autoinstrucciones para niños TDAH

Las autoinstrucciones son muy útiles para estos niños, ya que:

- Facilitan el desarrollo de un lenguaje interior, que regula su conducta, (es como una vocecita interior que les va diciendo cómo tienen que ir procediendo en cada situación)

- Facilitan que sean más reflexivos.

- Hacen que tengan experiencias de éxito.

- Mejoran también la imagen que tienen de sí mismos.

Las autoinstrucciones son una técnica para el cambio de comportamiento, que se centra en el lenguaje interno como regulador y modulador de la conducta. En los niños con TDAH, ese lenguaje interno en ocasiones no existe, suelen actuar y luego pensar, pero no reflexionan sobre lo que están haciendo o tienen que hacer, por eso el entrenamiento en autoisntrucciones es muy positivo para ellos.

El entrenamiento en autoisntrucciones es una técnica que solemos trabajar los profesionales en las sesiones de trabajo con estos niños que podemos aplicar también en casa,(y en la escuela)  guiados por un profesional, que nos oriente,  nos aconseje y nos enseñe la técnica a los padres y profesores para poder seguir este trabajo en casa o en el aula.

Cómo usar las autoinstrucciones con niños TDAH

- En un primer momento el adulto sirve como modelo, y va pensando en voz alta los pasos que sigue o como se plantea la resolución de una tarea. Por ejemplo, ante la solución de una sopa de letras, "¿Qué tengo que hacer? Muy bien, tengo que buscar estas palabras que están abajo en la sopa de letras, ¿cómo lo voy a hacer? Primero voy a leer las palabras que tengo que buscar y luego, iré buscando en horizontal la primera palabra, luego en vertical y luego en diagonal, hasta que la encuentre. Me fijaré muy bien en la primera letra de la palabra...." El adulto sirve de ejemplo de cómo va actuando en diferentes situaciones.

- En un segundo momento, el adulto da las instrucciones, y el niño realiza la tarea.

- Una vez el niño sabe lo que tiene que hacer, el niño da las instrucciones y va realizando la tarea. Como es un trabajo difícil, apoyamos visualmente los pasos que hay que dar, de manera que el niño tenga un "plan" escrito que pueda seguir y repasar todos los pasos.

- Poco a poco y según el niño vaya interiorizando y automatizando estos pensamientos, no necesitará decirlos en voz alta ni necesitará una guía o un apoyo visual, y podrá además extender estos "pensamientos" a todas las tareas que haga, tanto en la escuela como en casa.

Las preguntas importantes que deben hacerse los niños son:

- ¿Qué tengo que hacer? ¿Qué me preguntan? ¿Qué necesito?

- ¿Cómo lo voy a hacer? Me planifico....

- ¿He hecho todo? Repaso y compruebo.

Y como siempre, terminar con mensajes de ánimo y refuerzo, tanto si la tarea ha salido bien, como si no, lo importante es que lo vayan intentando y poniendo en práctica. 

Ahora que han empezado el cole, es muy normal, por ejemplo, que los niños con TDAH, salgan de clase sin meter las cosas en la mochila, (suena el timbre y salen sin pensar en su mochila, los deberes, el material....) por lo que entrenarles en autoinstrucciones es muy útil para ellos. Desde casa podemos "entrenarles" preparando la mochila el día antes con ellos. Podemos hacer un cartel que esté colgado en su habitación donde detallaremos paso a paso qué tienen que hacer, por ejemplo:

Preparo la mochila para ir al cole:

- Reviso el horario del día siguiente y veo que asignaturas tengo y qué libros, fichas, cuadernos tengo que llevar.

- Empiezo con la primera hora, "Matemáticas", así que tengo que meter el cuaderno de mates....Después Inglés, así que tengo que meter en la mochila la ficha de inglés...y así con todas las asignaturas.

- Además tengo que llevar el estuche, y la carpeta...

- ¡Ya está todo! Compruebo.....

- Si todo está bien, cierro la mochila y la dejo en la puerta de casa, para mañana cogerla antes de ir al cole....

Esto lo haremos primero con los niños, y poco a poco ellos lo harán solos. Cómo la motivación es muy importante, es conveniente que reforcemos esta conducta, y les demos palabras positivas cuando lo hagan ellos solos, y evitemos las palabras negativas como, "otra vez te has vuelto a olvidar esto o fíjate bien, que lo tienes aquí escrito..." Para ellos es una tarea muy difícil, por lo que necesitan palabras de ánimo y positivas.

Esos mismos pasos lo podrán hacer cuando salgan de clase, antes de volver a casa, (por lo que desde el aula, darles más tiempo para salir, y repasar con ellos los pasos que tienen que dar sería muy positivo para ellos), y en casa revisaremos si está todo bien, si faltara algo, le recordamos los pasos que tiene que dar en clase, y le animamos para el día siguiente, sin enfadarnos...¡recordemos que ellos lo intentan!

Y como siempre, paciencia, cariño y palabras de ánimo.