El pensamiento crítico en los niños

Cómo ayudar a los niños a pensar por sí mismos y tener sentido crítico

El pensamiento crítico es el análisis y evaluación de la información que recibimos. Supone escuchar a los demás, tomar lo positivo, hablar de lo negativo y en base a esa información, tomar decisiones. De ahí, la importancia de trabajar el sentido crítico y enseñar a los niños a pensar por ellos mismos desde que son pequeños.

Debemos tener en cuenta que, cuando pensamos nos formamos ideas en nuestra cabeza que relacionamos para poder valorar una situación determinada. La capacidad para reflexionar y razonar de una manera eficiente nos llevará a tomar decisiones y a resolver problemas con éxito, por eso, cuanta más información tengamos mejores resultados obtendremos. Estarás de acuerdo en que es algo que puede enseñarse a los niños.

Consejos para educar el pensamiento crítico en los niños

Desarrollar el pensamiento crítico de los niños

Para enseñar a los niños a tener un pensamiento crítico, es muy importante:

- No imponer nuestros criterios y dejarles decidir con autonomía.

- Enseñarles a diferenciar lo importante de lo secundario.

- Enseñarles a analizar los pros y los contras, incitarles a preguntar y a estar bien informados, y para eso, debemos hacer que se desenvuelvan en un entorno donde fluya la curiosidad intelectual.

- Debemos elegir temas que sean del interés de los niños, fomentar el debate, provocar la polémica, hacer muchas preguntas y dar diferentes respuestas, comparar y contrastar historias, y por supuesto, aunque se equivoquen, hacer que se sientan seguros reforzando su confianza para que tengan una personalidad propia y sean responsables a la hora de tomar decisiones. Sabemos que el cerebro puede ser entrenado para pensar de una manera lógica y positiva.

- Enseñarles a buscar explicaciones de la vida en general les ayudará a pensar y por lo tanto a ser conscientes y sacar conclusiones. Es esencial realizar tareas en grupos y que les quede claro que no pasa nada por tener otro punto de vista y no estar de acuerdo con la opinión de los demás. Además aprenderán a desarrollar valores como la igualdad, la tolerancia, la empatía: si quiero que los demás tengan en cuenta mis sentimientos, yo debo tener en cuenta los sentimientos de los demás.

[Leer +: Poema sobre el pensamiento crítico de los niños]

Actividades para estimular el sentido crítico en la infancia

Enseñar a tu hijo a pensar por sí mismo

Para estimular el pensamiento crítico en los niños podemos recurrir a actividades como:

- Sencillos problemas matemáticos.

- Tomar noticias del periódico que ellos puedan valorar y opinar, por ejemplo, la apertura de un mercado municipal en su barrio.

- Fomentar la lectura y ver películas para hacer un debate después.

- Plantear acertijos, adivinanzas, retos, preguntas con trampa... Todo ello hará pensar y enseñar a los niños razonar. No hay mejor forma de estimular la lógica.

- Leer cuentos que inviten a los niños a reflexionar y plantearles preguntas al respecto: ¿cómo crees que se han sentido los personajes?, ¿crees que esta conducta es la adecuada?, ¿qué crees que habrías hecho tú?...

No creyó ser una rosa. Poesía para que los niños reflexionen

Poesía infantil para trabajar el pensamiento crítico

Os dejo una de mis poesías infantiles, para trabajar las diferencias y la integración/aceptación, algo muy necesario en los tiempos que corren. Esta poesía invita a los niños a pensar y reflexionar sobre los temas que aborda.

Nació una rosa muy roja,

en un huerto de tomates,

por eso siempre pensó,

que aunque extraña, era un tomate.

 

Los demás eran redondos,

ella muy alta y delgada,

y aunque todos la querían,

y nadie decía nada,

creció muy acomplejada,

pensando que era muy rara.

 

Hablaban dos pajarillos,

una tarde distraídos,

de la flor que entre tomates

tan bella había crecido.

 

'¿De quién habláis pajarillos?

Aquí no hay ninguna flor',

les dijo la bella rosa

cuando hablar les escuchó

 

Y al verla tan confundida,

la sacaron de su error:

'Eres una flor hermosa,

que has nacido entre tomates,

de nombre te llamas Rosa,

¿Ninguno te lo dijo antes?'

 

La miraron los tomates,

¡ellos tampoco sabían!,

como nació entre sus matas,

un tomate la creían

 

La flor se estiró orgullosa,

sabiendo que era una rosa,

pero se quedó en el huerto

alta, delgada y hermosa.

 

Ejercicio para enseñar a los niños pensar a partir de la poesía

Cómo enseñar a los niños a pensar

A partir de la poesía infantil que habéis leído, podéis plantear una serie de cuestiones que ayuden a los niños a reflexionar. Las siguientes preguntas que te proponemos sirven para trabajar la comprensión lectora de los más pequeños, pero también van un paso más allá, porque les ayudan a reflexionar y sacar sus propias conclusiones a partir del tema que plantea la poesía.

Podéis plantear este tipo de actividades siempre que leáis un cuento, veáis una película o escuchéis una noticia en la televisión o la radio. Todo ello, ayudará al niño a aprender a reflexionar, a expresar su opinión de una manera respetuosa y argumentada y, por tanto, a ir construyendo su pensamiento crítico.

Trata de no plantear las preguntas como si se tratara de un examen, sino como un debate o una charla entre toda la familia. Es importante que escuches con atención lo que tu hijo diga, ya que si se siente escuchado, será más partidario de participar de una forma activa en esta conversación. Sus contestaciones te sorprenderán, eso seguro.

1. ¿Quiénes son los protagonistas de nuestra historia?

2. ¿Sabes dónde nacen las rosas?

3. ¿Sabes dónde crecen los tomates?

4. ¿Qué relación existe entre la rosa y los tomates?

5. ¿Crees que ser diferente a los demás es un problema?

6. ¿Te sentirías mal por ser diferente?

7. ¿Aceptarías a alguien diferente en tu entorno?

8. ¿Crees que hay un problema real en la relación de los protagonistas de esta historia?

9. ¿Crees que los pájaros actuaron bien diciendo la verdad a la rosa?

10. ¿Te parece importante ser querido?

11. ¿Te parece que la rosa toma una buena decisión? ¿Qué habrías hecho tú en su lugar?

12. ¿Cómo crees que se hubieran sentido los tomates si se hubiera marchado la rosa?

13. ¿Cómo crees que se hubiera sentido la rosa si se hubiera marchado?

14. ¿Conoces alguna historia parecida a esta?

15. ¿Cuál?

16. ¿Qué has aprendido del poema?

Para finalizar os dejo una frase de Antoine de Saint-Exupéry, autor de 'El Principito': Sé que solo hay una libertad, la del pensamiento'.

Puedes leer más artículos similares a El pensamiento crítico en los niños, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.