La rosa celosa. Poema corto sobre los celos y la envidia para niños

Con la poesía infantil enseñamos a los niños qué son los celos y cómo gestionar esta emoción

Marisa Alonso Santamaría

Los celos y la envidia son emociones que todos hemos sentido (y sentiremos) alguna vez, incluso nuestros hijos e hijas. Igual que la frustración, la alegría o la tristeza, los niños no saben qué son hasta que les hablamos de ellas, por supuesto, no aprenden a gestionarlas hasta que no les damos las herramientas. Para que los niños comprendan que centrase en los celos y la envidia no trae nada bueno, la poetisa Marisa Alonso ha escrito este poema corto sobre una rosa celosa.

Para trabajar esta poesía infantil, tras los versos te proponemos algunas actividades con las que os divertiréis mucho. Además, te damos algunos consejos para no caer y provocar celos innecesarios en nuestros pequeños con algunas conductas y actitudes de las que muchas veces ni siquiera somos conscientes.

Un poema corto para hablar a los niños de celos y envidia

Un poema corto sobre los celos de los niños

'La rosa celosa' es un poema corto, de 5 estrofas con 4 versos cada una, que se sitúa en un jardín o campo cualquiera. Las protagonistas de esta poesía son una rosa y una margarita. ¿Quieres saber por qué la primera siente celos de la segunda? ¡Lo podéis leer (y recitar) vosotros mismos!

Plantó una semilla
un niño entre piedras,
cerca de una rosa
alta, esbelta y bella.
 
Nació junto a ella
una margarita
con pétalos grandes,
¡de las más bonitas!
 
Miraba la rosa
celosa a la flor
y al verla tan bella
empalideció.
 
Veía la rosa
crecer a la flor,
cuanto más hermosa
mayor su dolor.
 
Se fue marchitando
de celos la rosa
y antes se arrugó
por ser envidiosa.

 

Actividades educativas a partir de esta poesía infantil

Una poesía infantil con actividades educativas

Se trata de un poema con el que podemos trabajar en muchos sentidos con los niños. A continuación te proponemos algunas actividades que puedes adaptar a la edad y conocimientos de tu hijo o hija.

1. Preguntas de comprensión lectora
Comprueba que tu hijo o hija ha prestado atención a la lectura del poema y, sobre todo, si ha entendido sobre qué habla. Para ello, te proponemos algunas preguntas de comprensión lectora.

  • ¿Qué hizo el niño que molestó a la rosa?
  • ¿Cómo se sentía la rosa respecto a la margarita?
  • ¿Se olvidó de los celos?
  • ¿Qué le acabó ocurriendo por la envidia que sentía?

2. Cuestiones para reflexionar sobre la poesía
Si quieres reflexionar con tu hijo sobre el tema de los celos y la envidia, aquí van algunas cuestiones que puedes plantearle a modo de conversación.

  • ¿Por qué la rosa se sentía celosa?
  • ¿Alguna vez has sentido celos? ¿Y envidia de alguien?
  • ¿Estas emociones se sienten en alguna parte del cuerpo?
  • ¿Qué habrías hecho tú si fueras la rosa?

3. Recitar el poema o convertirlo en la letra de una canción
Una de las actividades más divertidas que podéis hacer es memorizar cada uno una estrofa de la poesía y organizar un pequeño recital casero para sorprender al resto de la familia. También podéis coger la melodía de una canción infantil popular y usar esta poesía como letra nueva para cantarla.

4. Grabar un vídeo y enviárselo a los abuelos
¿Y si os grabáis con un móvil y le enviáis el vídeo de la poesía a los abuelos? Les daréis una grata sorpresa.

5. Dibujar la poesía
Que no se os olvide hacer un bonito dibujo que plasme la poesía de 'La rosa celosa'.

Niños celosos. Causas y formas para prevenir los celos

Cuando los niños son celosos o envidiosos

Como ya te hemos adelantado, los celos y la envidia son emociones que los niños tienen que aprender a identificar, a nombrar y a gestionar. Tal y como se menciona en el informe 'Los celos infantiles' realizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Temprana, los celos son emociones complejas que incluyen otras emociones como el miedo, la tristeza o la rabia. Por lo tanto, los padres debemos hacer un ejercicio de empatía para tratar de comprender los motivos que llevan a nuestro hijo a estar celoso.

Las causas por las que pueden aparecen son variadas: por la llegada de un nuevo hermano, por el hermano mayor o, incluso, por un amigo o compañero de clase. Para ayudar a los niños a prevenir esos celos o para gestionarlos una vez que han aparecido, a continuación te damos algunas claves a tener en cuenta.

- En el caso de los celos por el nacimiento de un bebé, podemos prevenirlos tratando de no crear expectativas falsas al niño (por ejemplo, no le podemos decir que se lo va a pasar muy bien con su hermano, porque en los primeros meses no va a poder jugar con él), incluyéndole en tomas de decisiones sencillas como el color en el que vais a pintar su habitación y, una vez que el bebé nazca, haciéndole partícipe de algunos de sus cuidados.

- Al comparar a nuestro hijo con otros niños (amigos, compañeros, hermanos, primos...) podemos generar celos y envidias en ellos, además de una presión enorme para que cambie su forma de ser. Esta es una práctica que los padres debemos evitar a toda costa, así como hablar ante otros adultos lo que el niño hace mal.

- Penalizar más a un hermano que al otro; demostrar más cariño por uno que por otro; regañar constantemente; hablar solo de todo lo malo que hace... Reflexiona si caes en alguno de estos errores, aunque sea de forma inconsciente.

Otros recursos educativos sobre la envidia y los celos

Para que puedas seguir trabajando con tu hijo o hija sobre las emociones de los celos o de la envidia, a continuación te ofrecemos otros cuentos o poemas que hablan sobre ellas. Hablan sobre los celos entre rivales, pero también entre amigos o hacia los hermanos. Realiza actividades educativas similares a las que te proponemos para que tu pequeño interiorice los aprendizajes.

Puedes leer más artículos similares a La rosa celosa. Poema corto sobre los celos y la envidia para niños, en la categoría de Poesías en Guiainfantil.com.