El ruiseñor y la rosa. Cuento para niños sobre el valor de los sentimientos

Un cuento para niños de Oscar Wilde sobre la falta de empatía

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Este precioso cuento es uno de los más conocidos que escribió Oscar Wilde, junto con el del Príncipe y la golondrina.

Se trata de un cuento sobre el amor, sobre la falta de sentimientos y de empatía, y sobre el valor del sacrificio por los demás. Un cuento con mucha sensibilidad y muy triste pero que despertará numerosas sensaciones en vuestros hijos, además de ser un clásico de la literatura infantil.

El ruiseñor y la rosa. Cuento para niños sobre el valor de los sentimientos

El ruiseñor y la rosa. Cuento para niños sobre valores

Un pequeño ruiseñor vivía en un jardín de una casa, cerca de la ventana de un estudiante.

Un día el estudiante estaba muy triste, porque se había enamorado y su joven amada le había pedido que le trajera una rosa roja en pleno invierno si quería que bailara con él en la próxima fiesta.

- ¡Qué extraño es el amor! - pensó el ruiseñor - posee el mayor valor de todos pero no se puede comprar con nada. Debe de ser amor verdadero porque él sufre lo que yo canto, lo que es alegría para mí, es pena para él.

Así, el ruiseñor decidió ayudar al estudiante y fue volando al rosal que estaba debajo de la ventana del estudiante:

- Rosal, dame una rosa roja, y te cantaré las canciones más dulces.

- Mis rosas son rojas, tan rojas como el coral del océano, pero el invierno ha helado mis venas, y no tendré más rosas este año.

- ¡Solo necesito una rosa, nada más! ¿No hay ninguna forma de conseguirla?

- Hay una manera, pero es terrible. Solo se puede conseguir una rosa roja si lanzas tus notas de música al claro de luna y teñirlas con sangre de tu propio corazón. Cantarás para mí con el pecho apoyado en mis espinas toda la noche, las espinas atravesarán tu corazón y tu sangre correrá por mis ramas, así nacerá una rosa roja.

- Es un precio alto el de la vida a cambio de una rosa, pero lo cierto es que el amor es la esencia de la vida ¿y que es el corazón de un ruiseñor comparado con el de un hombre?

De este modo, el ruiseñor, al llegar la noche, apoyó su pecho contra el rosal y comenzó a cantar las más bellas canciones que sabía.

La luna fue surcando el cielo y el canto del ruiseñor no cesaba.

- ¡Apriétate contra mi espina ruiseñor o no saldrá la rosa!, y el ruiseñor se clavó un poco más la espina en el corazón, y su canto se volvió más bello aún.

Así pasó toda la noche; al amanecer el canto se silenció. El pequeño ruiseñor había muerto, pero sobre el rosal lucía la más bella rosa que nunca había crecido en el jardín.

El estudiante abrió su ventana, y dijo:

- ¡Qué suerte he tenido, una rosa roja!. La cortó y se fue corriendo a entregársela a su amada sin percatarse que bajo el rosal yacía el cuerpo del ruiseñor muerto.

La amada abrió la puerta al estudiante, quien le ofreció la flor, pero ella con cara de desprecio le dijo: - Esa rosa no pega con el olor de mi vestido. Además, el sobrino del Duque me ha regalado un colgante de rubís y perlas. ¿Qué es una rosa comparada con el valor de estas joyas? - y le cerró la puerta con un golpe.

El joven, bajó las escaleras de la casa de su amada muy triste, tiró la rosa a un charco y maldijo:

- ¡Qué tontería es el amor, no es práctico, ni lógico y no sirve para nada!

Entonces el estudiante volvió a su casa, él no sabía nada del amor, solo sabía de cosas que estaban escritas en los libros.

Descubre si tu hijo ha entendido el cuento

A través de estas preguntas de comprensión lectora puedes averiguar si tu hijo ha entendido el mensaje del cuento.

La iniciación a la lectura no solo abarca la comprensión de cada palabra, sino también la del significado del texto al completo y las conclusiones que se pueden sacar de él.

- ¿Por qué el ruiseñor quiere ayudar al estudiante?

- ¿A quién le pide ayuda al ruiseñor?

- ¿El estudiante supo que el ruiseñor le ayudó?

- ¿Por qué no quiso la rosa la amada?

- ¿Por qué tiró la rosa a un charco?