Gestos. Poema corto con pictogramas sobre las emociones de los niños

Una poesía infantil que habla sobre la alegría, sorpresa y el enfado de los niños

Marisa Alonso Santamaría

Cada vez son más los padres y maestros conscientes de la necesidad de incorporar la educación emocional al día a día de los niños. Hay muchas formas de hablar a los niños de sus emociones básicas: juegos, cuentos... y también poesías infantiles. Marisa Alonso ha escrito este poema corto con pictogramas que se titula 'Gestos' y habla sobre las emociones de los niños y cómo se expresan a través de la cara y el cuerpo.

Además de una guía completa de actividades para disfrutar y trabajar este poema con pictogramas, también te proponemos otros recursos educativos muy útiles para ayudar a los niños a comprender y gestionar sus emociones y sentimientos.

Un poema corto con pictogramas sobre las emociones. Gestos

Un poema corto con pictogramas sobre las emociones

A continuación podrás disfrutar junto a tus hijos de este poema corto al que le hemos incorporado unos pictogramas para que podáis compartir la lectura. Se trata de una poesía escrita para que los niños conozcan tres de sus emociones básicas: la alegría, la sorpresa y el enfado.

Hay una estrofa de cuatro versos dedicada a cada una de estas emociones y, como podrás ver en breve, cada una de estas tiene, más o menos, la misma estructura, lo que permite a los niños comparar lo que cada una de estas emociones provoca. Además, todas las estrofas empiezan con 'Con mi cara y con mi cuerpo', a modo de recurso literario, pero también para enfatizar a los niños el hecho de que sentimos de forma diferente cada una de las emociones.

¡Que disfrutéis con esta poesía sobre las emociones! 

Poema con pictogramas sobre las emociones de los niños

 

Con mi cara y con mi cuerpo
te demuestro mi alegría,
tengo los ojos brillantes,
río y canto todo el día.
 
Con mi cara y con mi cuerpo
te demuestro mi sorpresa,
tengo ojos como platos
y la boca muy abierta.
 
Con mi cara y con mi cuerpo
yo te demuestro mi enfado,
de mis ojos saltan chispas,
los puños tengo apretados.

 

Cómo trabajar y disfrutar de esta poesía infantil

Actividades para esta poesía con pictogramas

Para ayudarte a trabajar con tu hijo o hija esta poesía, a continuación hemos elaborado una sencilla guía paso a paso. Recogemos algunas actividades que podéis hacer para que los niños saquen el máximo provecho de este poema corto con pictogramas.

1. Leer la poesía completa
En primer lugar, debemos leer la poesía completa, de arriba abajo. Al no ser demasiado larga (solo tres estrofas de cuatro versos), no resultará una tarea muy pesada para los niños, por lo que lo podemos hacer un par de veces para que recuerden mejor lo que cuenta. Si tu hijo o hija es mayor, puedes ir señalando los pictogramas y dejando que sea él o ella quien diga las palabras que corresponden con los dibujos.

2. Revisar el glosario, por si hay dudas
Llegados a este punto, resultará muy útil revisar este glosario de pictogramas que a continuación te proponemos para comprobar que hemos entendido correctamente todos los dibujos.

Glosario de pictogramas sobre la poesía

3. Preguntas de comprensión lectora
Una vez que ya hemos leído un par de veces los versos, llega el momento de comprobar el nivel de comprensión de tu hijo o hija. Te proponemos algunas cuestiones que puedes plantear para saber si ha prestado atención y si tiene un buen nivel de comprensión lectora. Son preguntas muy sencillas que puedes cambiar según la edad de tu pequeño o pequeña.

  • ¿Te acuerdas de alguna emoción de la que habla el poema?
  • ¿Con qué parte del cuerpo expresamos las emociones?
  • ¿Y de la cara?

4. Hablar con los niños sobre las emociones
Este poema habla sobre las emociones básicas de los niños, por lo que podemos aprovecharlo para explicarles cuáles son estas y a qué hacen referencia. Podemos preguntarles si recuerdan algún momento de su vida en el que se hayan sentido alegres, sorprendidos o enfadados y cómo se sintieron en las distintas partes del cuerpo (mariposas en el estómago, los ojos bien abiertos, cosquillas en el pecho...).

En caso de que no recuerden ningún momento en el que se hayan sentido así, podemos hacerles imaginar qué situaciones podrían causar estas emociones.

5. Mencionar otras emociones
Si bien esta poesía habla de la alegría, la sorpresa y el enfado, también podemos aprovechar para hablar a los niños de otras emociones como el miedo, el asco o el aburrimiento.

6. Cantar la poesía
Si ponemos música a esta poesía, ¡se convierte en la letra de una bonita canción infantil!

Alegría, sorpresa y enfado son emociones básicas de los niños

Cuáles son las emociones básicas de los niños

Este poema se centra en analizar tres emociones de los niños: la alegría, la sorpresa y el enfado. Las tres son básicas y frecuentes, por lo que los padres y maestros no debemos pasarlas por alto y debemos trabajarlas con nuestros hijos o alumnos.

- La alegría de los niños
Todos los padres queremos que nuestros hijos estén siempre alegres, sin embargo, para que exista la felicidad tiene que existir la tristeza; y esto es algo que debemos enseñar a nuestros hijos a través de, por ejemplo, cuentos como 'La botella de la felicidad'. Cuando estamos alegres, tenemos ganas de reír, jugar, hacer bromas, estar con nuestros amigos... A menudo, se relaciona esta emoción con colores brillantes como el amarillo o el naranja.

- El enfado de los niños
La ira también es una emoción básica de los niños (y de los adultos), por eso debemos enseñarles que es normal enfadarse a veces. Cuando nos enfadamos, es difícil controlarnos, ya que sentimos que algo se incendia y vibra en nuestra tripa e intenta salir por la garganta. Por eso, enseñar a los niños a manejar el enojo y la frustración (otra de las emociones básicas) resulta esencial. Mucha gente, identifica el enfado con el color rojo.

- La sorpresa infantil
Aunque muchas veces no la tengamos en cuenta, porque es muy repentina, corta y siempre viene de la mano de otra emoción, no podemos olvidarnos de la sorpresa. A veces, hablamos de sorpresas agradables (que nos producen alegría), pero también hay sorpresas desagradables (que nos causan tristeza o enfado). Para hablar del asombro con los niños, podemos utilizar cuentos como 'Una sorpresa para Quique'.

Más cuentos y poemas cortos con pictogramas

A los niños les suelen gustar mucho tanto los cuentos como los poemas cortos que incluyen pictogramas. Como ya has visto, son un recurso educativo muy útil para plantear distintas actividades. A sabiendas de que lo vais a pasar muy bien, en Guiainfantil.com hemos realizado un pequeño recopilatorio con otras poesías y cuentos de este estilo. Todos ellos están acompañados de juegos y ejercicios para trabajar las distintas destrezas y conocimientos.

Puedes leer más artículos similares a Gestos. Poema corto con pictogramas sobre las emociones de los niños, en la categoría de Poesías en Guiainfantil.com.