Sorpresa. Poema corto para niños sobre la gran emoción de sorprenderse

Poesías infantiles para hablar a los niños sobre sus emociones básicas

Marisa Alonso Santamaría

¡Sorpresa! En Guiainfantil.com sorprendemos a todos los niños y sus familias con un divertido poema corto escrito por Marisa Alonso que precisamente habla sobre... ¡la sorpresa! ¿Qué sería la vida sin sorpresas? Seguramente sería mucho más aburrida. Porque la emoción que sentimos al sorprendernos es inigualable, ¡sobre todo cuando la sorpresa es feliz!

A continuación podrás leer esta graciosa poesía infantil que hemos acompañado por algunas actividades igualmente divertidas y útiles para trabajar las distintas habilidades y capacidades de los más pequeños. ¿Por qué debemos educar a los niños desde la sorpresa y el asombro? ¡Te lo contamos!

Un poema corto para niños sobre la sorpresa

Poema corto para niños sobre la sorpresa y la emoción

Enseguida podrás leer este poema corto sobre la sorpresa. Pero antes, debes saber que se trata de una poesía infantil muy cortita, tan solo tiene dos estrofas. Y cada una de estas estrofas tiene cuatro versos. Además, ¿sabes qué tipo de rima tiene? ¿Es asonante, es decir, se riman las vocales finales del verso? ¿Es consonante, riman tanto vocales como consonantes? ¡No tardaréis en descubrirlo!

Ya no será una sorpresa
si sucede lo que esperas
porque esperándolo estás
y esperas a que suceda.
 
Solo será una sorpresa
si llega sin avisar
y resulta inesperado.

 

Actividades divertidas a partir de esta poesía infantil

Actividades para la poesía infantil

Podemos utilizar este poema como texto literario para sencillamente disfrutar del género poético. Pero también podemos ir más allá y proponer algunas actividades de reflexión y práctica de las distintas habilidades de los niños. A continuación te sugerimos algunas ideas que puedes usar con tus hijos. Te recomendamos que adaptes estos juegos y ejercicios a la edad y conocimientos de tus pequeños.

1. Preguntas para reflexionar sobre la sorpresa
¿Qué significa sorprenderse? Te proponemos algunas cuestiones que puedes plantear a tus hijos para que reflexionen sobre esta emoción. A partir de estas preguntas, podréis dirigir una conversación muy interesante sobre el asombro.

  • ¿Cómo definirías la palabra 'sorpresa'?
  • ¿Te acuerdas de algo o alguna situación en la que te sentiste sorprendido?
  • ¿Alguna vez has sorprendido a alguien?
  • ¿Las sorpresas nos pueden poner felices? ¿Y tristes?

2. Escribir un poema sobre otra emoción
Este poema de Marisa Alonso habla sobre la sorpresa. Pero, ¿por qué no escribís vuestros propios versos que traten sobre otras emociones de los niños? Vuestras poesías pueden hablar sobre la alegría, sobre la tristeza, sobre la ira, sobre el asco...

Este es un ejercicio muy interesante para estimular la creatividad infantil, pero también es muy útil para que los niños reflexionen sobre sus emociones y, por tanto, aprendan a identificarlas, ponerles nombre y, como siguiente paso, gestionarlas.

3. Memorizar los versos
Aprenderse de memoria los poemas infantiles puede ser una actividad un poco aburrida, sin embargo, es un ejercicio muy útil para trabajar la memoria. Además, resulta muy satisfactorio poder recitar a algún familiar o amigo sin tener que mirar el papel. Por ello, con poemas cortos como este podemos animar a los pequeños a memorizarlo (¡incluso animarnos a memorizarlos nosotros mismos, los padres!).

4. Grabar un audiopoema
¿Alguna vez habéis grabado un audiopoema? Es una actividad muy divertida y muy gratificante. Es tan sencillo como utilizar la grabadora del móvil (si no la tenéis ya instalada podéis descargar cualquier app de grabación) para grabaros recitando una poesía. Incluso, podéis utilizar una música tranquila y suave para acompañar vuestro recital. Podréis enviar el archivo de audio a familiares y amigos para darles una divertida sorpresa.

Los beneficios de educar en la sorpresa y el resto de emociones a los niños

Educar en el asombro y sorpresa a los niños

Aunque no siempre lo tenemos en cuenta, ya que no lo podemos planear (como dice el poema, si no fuera inesperado, dejaría de ser sorpresa), el asombro es una de las emociones que los niños sienten y que, por tanto, tienen que aprender a gestionar.

Igual que ocurre con el resto de las emociones, no es ni positiva ni negativa, ya que de ella podemos aprender en cualquier caso. Peor, además, en este caso, la sorpresa puede venir acompañada de una sensación agradable o desagradable, dependiendo de si algo nos sorprende para bien o para mal.

En cualquier caso, lo que no deja lugar a dudas es que la sorpresa es importante también en la educación de los pequeños, ya que podemos jugar con el efecto que esta produce para motivar y ayudar en el aprendizaje de los niños. Para ello, es necesario que tengamos en cuenta los siguientes puntos.

- Los niños más pequeños se sorprenden continuamente, ya que todo lo que les rodea es nuevo para ellos y, por tanto, les asombra. Debemos acompañarles ya que, a veces esas sorpresas les llenan de inocencia e ilusión, pero es normal que a veces sientan miedo por lo desconocido.

- Buscar la forma de sorprender a nuestros hijos hará que aprendan con más ilusión y alegría. Gracias al asombro, los niños no dan las cosas por supuesto, lo que abre los límites de su imaginación y mentalidad. De esta forma, adoptarán un posicionamiento más activo en el aprendizaje.

- Gracias a la sorpresa, podemos crear un ambiente de optimismo y felicidad en casa, que mejore la convivencia y las relaciones familiares.

- Los pequeños empiezan a valorar las pequeñas cosas que les rodean en su día a día y que también les sorprenden: una mariquita que camina por el otro lado de la ventana, una lenteja que crece tras ser plantada en un recipiente con algodón mojado... Son pequeñas cosas que también les pueden llenar de felicidad todos y cada uno de los días.

Puedes leer más artículos similares a Sorpresa. Poema corto para niños sobre la gran emoción de sorprenderse, en la categoría de Poesías en Guiainfantil.com.