El optimismo en los niños. Educar en valores

Qué es y cómo se practica el optimismo - El ser optimista nos hace más fuertes, seguros y perseverantes frente a los desafíos

Alba Caraballo Folgado

El ser optimista también se aprende de la misma manera que otros valores como la confianza y la perseverancia. Tener un pensamiento optimista es una habilidad que debemos enseñar a los niños porque cuando ellos lo practican se convierten en personas resistentes, perseverantes y positivas frente a los desafíos y metas.

Se trata de uno de los valores más positivos que podemos inculcar en los niños. Ser optimista es lo contrario de ser pesimista, es tener la capacidad que uno adquiere y tiene de esperar siempre por lo mejor.

Por qué introducir el optimismo a la educación de los niños

el optimismo en la educación de los niños

El optimismo está de moda. Lo de 'you can' es cada día más universal y una actitud recomendable para conseguirse los propósitos y hacer realidad todos nuestros sueños. Es creer que todo va a mejor en la vida. Si deseas que tu hijo sea optimista, es aconsejable que:

1. Dale ejemplo
Su actitud es lo que realmente contará en este proceso de educación positiva.

2. Ejercita el buen humor con tu hijo
Juega y ríete con él con cosas tan sencillas como haciéndole cosquillas o contándole chistes… existen mil maneras para despertar el buen humor en los niños. El buen humor aumentará su autoestima.

3. Enseña a tu hijo a dar las gracias
Recuerda siempre a tu hijo a agradecer por la comida de cada día, por tener una familia, amigos, por poder celebrar los cumpleaños, etc.

4. Di a tu hijo que le quieres
Siempre que puedas di a tu hijo que le quieres no solo con palabras, sino también con gestos y sorpresas. Un niño que se siente querido tiene más probabilidad de ser optimista.

5. Reconoce las buenas cosas que hace o que logra tu hijo
Esa es una buena manera de fortalecer el sentimiento de éxito en él.

6. Enseña a tu hijo a luchar contra el desánimo y el negativismo
Aunque todo parezca que no puede ser o imposible, es necesario enseñar a los niños a creer que sí mismos, a motivarle contra el desánimo.

Por qué el optimismo es importante

El optimismo. Valor para educar a los niños

El optimismo tanto genera beneficios como previene problemas la vida de los niños. El optimismo les da la sensación de seguridad, control y confianza en sí mismos. Además, un niño optimista:

- Se siente menos inseguro

- Confía en sus expectativas

- Vence la apatía y el aburrimiento

- No caerá en la desesperación por cualquier cosa

- Tendrá menos posibilidad de sufrir de ansiedad o depresión ante das dificultades

- Será más relajado y tranquilo. Sin estrés

- Será entusiasta y emprendedor en sus actividades.

Cuentos infantiles que motivan a los niños a ser optimistas

Puedes leer más artículos similares a El optimismo en los niños. Educar en valores, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.