34 mejores frases de optimismo para que los niños recuerden cada día

Cómo borrar de tu vida los pensamientos negativos para focalizarte en los positivos

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Para que nuestros hijos aprendan a ser optimistas, a ser felices, tener una buena autoestima y una mejor confianza en sí mismos, tienen que poner mucho de su parte y, nosotros como padres y maestros, también debemos aportar nuestro pequeño gran granito de arena. En GuiaInfantil.com te proponemos unas cuantas frases (¡nada menos que 34!) llenas de optimismo para que los niños las recuerden cada día, las disfruten y se conviertan en expertos en ser personas positivas.

Mensajes positivos repletos de optimismo para dedicar a los niños a diario

frases de optimismo

Las frases que dicen mamá o papá, por mucho que ahora mismo no te lo parezca, no pasan desapercibidas a los niños. Por eso es que te proponemos que digas a los tuyos una o varias de estas frases al día: de palabra, escritas en su pizarra, en una nota que después pones en su tupper del almuerzo para el recreo. Puede que no te digan nada, pero por descontado que la van a leer más de una vez.

1. Eres el dueño de tu vida y tus emociones, nunca lo olvides. Para bien y para mal. El Principito.

2. Puede que ahora no lo veas como algo fácil, pero piénsalo de este modo: merecerá la pena.

3. No te rindas nunca. Tal vez ese próximo intento sea el que funcione.

4. Mantén tu cara hacia la luz del sol y no podrás ver la sombra. Helen Keller

5. Aprende a valorar tus esfuerzos.

[Leer más: Cómo fomentar el valor el esfuerzo en los niños]

6. El optimismo perpetuo es un multiplicador de fuerzas. Colin Powell.

7. Ser optimista puede ser tu superpoder, ¡el mejor de todos ellos!

8. La alegría es contagiosa, ¡tú puedes ser el que la inicie!

9. Piensa en positivo y tendrás una vida positiva llena de buena energía.

10. Tu voz importa. ¡Te escucho siempre!

11. Quiérete por encima de todo.

12. Si una puerta se cierra otra se abre.

13. Los errores te hacen aprender más y mejor.

14. No soy lo que me ha pasado. Soy lo que decido ser. Carl Jung.

15. La paciencia es amarga, pero su fruto es dulce. Jean Jacques Rousseau.

16. Si eres positivo todo en esta vida podrás superar.

17. Borra lo negativo, acentúa lo positivo. Donna Karan.

18. Eres el que manda en tu mente. ¡Tú puedes decidir qué hacer y qué no!

19. El optimismo es la fe que conduce al logro. Nada puede hacerse sin esperanza y confianza. Helen Keller.

20. El sol siempre sale aunque no todos los días se deje ver.

21. Escribe en tu corazón que cada día es el mejor día del año. Ralph Waldo Emerson.

22. ¡Yo soy optimista!

23. 'Tú puedes' son palabras mágicas.

24. El fracaso es rendirse.

25. Nunca verás el arcoíris si siempre miras hacia abajo. Charles Chaplin.

26. Las cosas buenas llegan si sabes esperar.

27. No hay mejor remedio que tener pensamientos alegres.

28. Aprende a ser feliz con lo que tienes mientras persigues lo que quieres. Jim Rohn.

29. No se puede tener una vida positiva y una mente negativa. Joyce Meyer.

30. El mayor error que una persona puede cometer es tener miedo de cometer un error. Elbert Hubbard.

31. Si te consideras una persona optimista ya tienes mucho terreno ganado.

32. ¡Todo en esta vida es posible!

33. Cree en ti y no dejes de hacerlo por nada del mundo.

34. En esta vida hay cosas que merecen la pena más que otras, la primera de ellas es ser feliz y quererte mucho.

Identifica los pensamientos negativos para centrarte en los positivos

los pensamientos positivos

Ser optimista es sencillo, serlo cada día y tener una vida llena de pensamientos positivos no tanto, ¡puede ser todo un reto! En especial cuando estás cansado, tienes mil y una tareas por hacer o las cosas no van todo lo bien que pensabas. Sin embargo, la felicidad y el optimismo son actitudes que residen en nosotros mismos. Por ello, si quieres aprender a ser optimista y, por consiguiente, que tus hijos se eduquen en este valor, tendrás de identificar los pensamientos negativos para centrarte solamente en los que te interesan: los positivos.

- Detecta aquello que quieras cambiar
¿Y si dejamos de hablar con desánimo y de anticiparnos a los hechos desde el miedo? Por ejemplo, al pensar que tus hijos se van a enfadar cuando les subas al coche o que otra vez vas a llegar tarde al trabajo. Cámbialo por pequeñas cosas mucho más optimistas que te animen, te hagan tener mejor humor, a ti y a los que están a tu alrededor.

- Detente, evalúa y piensa
Párate a pensar un rato: si te das cuenta de que tus pensamientos son mayormente negativos, trata de darles una vuelta para que sean más positivos y alegres. Este pequeño juego te ayudará a ello: escribe cada mañana en un trozo de papel las cosas buenas que sabes que te van a pasar durante ese día, ¡ya tienes unos cuantos motivos para estar alegre y sonreír!

- El sentido del humor, ¡no te olvides de él!
El sentido del humor se contagia, el entusiasmo también. Cuenta un chiste en voz alta, ríete o hazle cosquillas a tus hijos. La risoterapia en familia es lo mejor del mundo, también cuando se trata de aprender a ser optimistas.

- Rodéate de gente positiva que piense igual que tú
Rodéate de aquellas personas positivas a las que les sobre buen humor y optimismo y a las que no les cueste hablar y compartir cómo se sienten. Así podrás ser una de ellas y mostrar a tus hijos que en la vida la actitud lo es todo y que cuando decimos 'a por ello' hay que decirlo gritando para darnos valor.

Puedes leer más artículos similares a 34 mejores frases de optimismo para que los niños recuerden cada día, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.