5 consejos para proteger los oídos de los niños en Navidad

Cómo proteger los oídos de nuestros hijos de los ruidos agresivos en las fiestas navideñas

Estefanía Esteban

Los villancicos, los petardos, los fuegos artificiales, los matasuegras... En Navidad, los ruidos y sonidos fuertes aumentan y los oídos de los niños se pueden resentir. 

Sin embargo, existen formas de evitar que sus delicados oídos resulten dañados. Por ejemplo, no podemos olvidar proteger los oídos del frío o alejarnos de zonas de pirotecnia. Pero tenemos más consejos para proteger los oídos de los niños en Navidad

5 importantes consejos para proteger los oídos de los niños en Navidad

Salud de los oídos en Navidad

La Navidad es una época de fiestas, encuentros familiares y viajes. En este contexto, no solo disfrutamos de tiempo con los seres queridos, sino que solemos encontrarnos en situaciones con mayor ruido del habitual que pueden, sin darnos cuenta, pasar factura a nuestra audición. 

Para evitar que los oídos de los niños se resientan, te proponemos apuntar estos consejos para proteger los oídos de los niños en Navidad: 

1. Orejeras en los días fríos: Estas fechas se caracterizan por las bajas temperaturas y las salidas nocturnas, por este motivo, es recomendable usar gorros u orejeras que protejan los oídos del viento, lluvia o nieve. Además, es mejor llevar esta zona lo más caliente posible, ya que es la cabeza el área por la que más calor corporal se pierde. 

2. Tapones contra el ruido: Durante estos días solemos acudir a multitud de eventos y fiestas donde la música suele estar alta. En este sentido se recomienda utilizar tapones, ya que con ellos no se pierde audición, sino que mitigan el ruido elevado. Además,en salas de fiesta, siempre es mejor mantenerse alejado de los altavoces, la música se escucha igual de bien y no se daña el sistema auditivo. 

3. Control del ruido en casa: Aquellos que organizan las fiestas en el hogar también deben tener en cuenta este punto, y es que si tenemos la televisión o la música muy altas, no solo molestaremos al vecino, sino que podemos ejercer daño sobre nuestros oídos. En este sentido, se recomienda usar un volumen adecuado que, además de escuchar por ejemplo la televisión, permita mantener una conversación sin elevar en exceso el tono de voz.

4. Petardos en la distancia: Estas fechas también son conocidas por los espectáculos de pirotecnia y los petardos que muchas familias lanzan en las calles, sobre todo en la última noche del año. Por este motivo, siempre es mejor, si eres un amante de los fuegos artificiales, que uses también tapones en estos momentos, para mitigar el estruendo que suelen causar. 

5. Cuidado con los auriculares: La Navidad trae consigo más tiempo de ocio y una de las prácticas más habituales, sobre todo entre los más jóvenes, es escuchar música. El uso de auriculares no es incompatible con una buena audición, sin embargo hay que evitar el sonido demasiado elevado. El volumen más adecuado es el que permite entender lo que dice nuestro interlocutor, incluso con los cascos puestos. 

Y como lo importante en estos días es disfrutar y divertirse, se puede jugar sin problemas con panderetas, zambombas y los famosos matasuegras, eso sí, con moderación, porque hacerlos sonar en el oído de otra persona puede hacer que no nos escuche durante el resto de la noche.

Fuente: Oticon People First. Expertos en audición y audífonos.