Tipos de miopía que pueden afectar a la visión de los niños

Existen dos tipos de miopía diferente que pueden provocar fracaso escolar en tu hijo

Más del 40% de la población mundial tiene miopía, un dato alarmante que nos hace plantearnos qué sabemos sobre miopía y cómo podemos prevenirlo. Además, ten en cuenta que la miopía no se cura, solo se puede corregir. De ahí la importancia del diagnóstico, el tratamiento y el control tempranos.

La miopía es un error de enfoque. El niño que tiene miopía no es capaz de enfocar de forma correcta las figuras lejanas, y las ve borrosas. Esto se debe a un alargamiento del globo ocular. Pero sin embargo no todas las miopías son iguales. Descubre los diferentes tipos de miopía que pueden afectar a la visión de los niños.

Tipos de miopía que pueden afectar a la visión de los niños

Tipos de miopía en los niños

No todas las miopías son iguales. Depende sobre todo de la 'cantidad' de dioptrías que tiene un ojo. Esto es, de cuánto 'desenfoque' el ojo del niño un objeto. Según esto, los tipos de miopía pueden ser:

1. Miopía simple: cuando el ojo tiene menos de 6 dioptrías, se dice que es miopía simple. Se considera una alteración habitual. Es decir, está dentro de los parámetros naturales y puede controlarse sin problemas.

2. Miopía magna: cuando el ojo supera las 6 dioptrías. En este caso, se trata de una miopía alta. Esto multiplica el factor de riesgo de sufrir otro tipo de patologías oculares. De hecho, se trata de una de las causas en la edad adulta del desarrollo de una discapacidad visual.

Cómo detectar a tiempo la miopía en los niños

La miopía, aunque tiene un alto componente genético, también se debe a factores ambientales (leer con poca iluminación, abusar de las pantallas electrónicas desde una corta edad, falta de actividad al aire libre...). 

Se calcula que uno de cada tres casos de fracaso escolar está relacionado con problemas visuales. Por eso es muy importante detectar a tiempo cualquier tipo de problema ocular en los niños. ¿Cómo? Aquí tienes algunos consejos para detectar a tiempo un caso de miopía en tu hijo:

1. No ve la pizarra: el primer síntoma de que tu hijo puede tener miopía es que se queja porque no ve bien la pizarra. Tal vez el propio maestro de tu hijo se haya dado cuenta de esto y te lo haya comentado. Y en determinadas ocasiones, este problema, si no se localiza a tiempo, puede ser causa de fracaso escolar.

2. Entrecierra los ojos cuando intenta leer algún letrero lejano: Los miopes tienes este gesto tan particular al intentar enfocar objetos lejanos, y es que cierran un poco los ojos para disminuir el campo de visión y enfocar con más claridad.

3. La prueba del agujero: Haz un pequeño agujero en una hoja de papel. Pide a tu hijo que mire a través de él. Los niños con miopía dirán que ven todo mucho más nítido. 

4. Dolores de cabeza: Al no poder enfocar de forma correcta, tu hijo estará haciendo un sobre esfuerzo visual que le provocará constantes dolores de cabeza

5. Se acerca demasiado a los objetos: La gran ventaja de los miopes es que ven mucho mejor de cerca. Por eso, se acercarán mucho más a los objetos. Su ojo es capaz de enfocar a una distancia menor que la de una persona sin miopía.

Para controlar la miopía, es recomendable el uso de lentes especiales, sobre todo en el caso de niños con alta miopía. Con estas lentes se consigue un control del enfoque en la periferia del ojo, lo que ayuda a ejercer un mayor control sobre las dioptrías.

Fuente consultada: Asociación de pacientes con miopía magna (AMIRES)