Por qué no llevar a sus hijos sin silla de retención en el coche

Tres de cada cuatro muertes de niños podrían ser evitadas si estos estuviesen adecuadamente sujetos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Pese a que los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte entre niños de hasta catorce años, muchos padres siguen sin utilizar sillas de retención infantiles para garantizar la seguridad a sus hijos en el auto o coche. Tres de cada cuatro muertes de niños que ocurren podrían ser evitadas si los niños estuviesen bien sujetos a la silla.

Nunca lleves a tu hijo sin sillas de retención en el coche

niños sin silla de retención en el coche

'Pero si de aquí a allí no va a pasar nada', así dicen algunos padres intentando justificar su decisión de llevar al niño suelto dentro del coche. No importa si el trayecto es corto, los niños deben ir adecuadamente atados a la silla retención, que debe estar acorde a su peso y tamaño, cuando van en coche o auto. No creo que haya mala intención de los padres a exponer a sus hijos a este peligro, pero sí la mala y perjudicial creencia de que en su coche y bajo su conducción, nunca habrá un accidente.

Todos debemos saber que si un niño no va bien sujeto en el coche, un simple frenazo puede provocarle lesiones graves. Y que aunque el niño vaya en brazos de alguien, no estará lo suficientemente protegido en el coche. Así que en vacaciones, en algún viaje, al llevar al niño al colegio, o incluso en un tramo corto o en baja velocidad, los niños deben ir siempre sentados en sillas de retención homologadas.

El hábito que hace más seguros a los niños

En coche, se puede pasar muchas cosas, aunque vayan en baja velocidad. Un giro rápido o un frenazo brusco, puede poner en riesgo a la seguridad de tu hijo. Desgraciadamente los accidentes ocurren y no solo a los demás. No te olvides de que ¡los accidentes jamás avisan! El hábito es muy importante. ¿Cómo adquirir el hábito de la seguridad de los niños cuando van en el auto o coche?

1. Que desde muy pequeños, cuando son bebés, vean que los atas a una sillita, antes de llevarlos de paseo. Los bebés deben sentir que eso es un hábito de sus padres desde que son pequeños. Ellos se acostumbran a ello.

2. Cuando el bebé empiece a caminar, sigue poniéndole en su sillita de retención cuando vayan en coche. Que vayan siempre con los arneses bien abrochados.

3. Cuando el bebé ya pueda entrar y salir del coche solo, explícale de que antes de cerrar la puerta, debes ponerle en su silla, bien atado, para evitar que le ocurra algo malo.

El hábito que asumen los padres con sus hijos en el coche, hará con que los niños aprendan y lo asimilen de forma positiva. Así que cuando alcancen los 150 cm de altura, y ya no necesiten utilizar la silla de retención, ellos mismos se pondrán el cinturón de seguridad. Pero el ejemplo empieza con sus padres. La instalación de los dispositivos de seguridad y su correcta utilización, hará el hábito de seguridad en los niños.

Cuidados con el niño en la silla de retención del coche

Los dispositivos de seguridad para los niños deben ser utilizados con criterios y algunos cuidados. De nada sirve tener una sillita homologada y adecuada en peso, altura y edad del niño, sin no está adecuadamente anclada al coche, o si el arnés o cinturón de seguridad que la retiene no está bien atado o tensado. No debe haber holgura que posibilite al niño salir solo del mecanismo. Tampoco hay que estar muy apretado al punto de no dejar que el niño tenga movimiento.

Otra mala costumbre de los padres, especialmente en la época de invierno, es llevar a los niños con el abrigo puesto en la silla de retención. Los niños no deben ir en coche con abrigo. Las pruebas realizadas por expertos en simulación de un accidentes con muñecos sentados con el abrigo puesto, indicaron que aumenta hasta en un 80 por ciento la posibilidad de que el niño pueda salir despedido del coche, en una frenada brusca. El abrigo ejerce una 'barrera ficticia' entre el niño y el cinturón de seguridad. La climatización del coche es suficiente.