Sistemas de retención infantil en automóviles según peso y estatura del niño

Una completa tabla que explica cómo deben viajar los niños en el coche de forma segura

Todos los niños que miden menos de 1,35 centímetros de altura, deben viajar siempre en una sillita de retención adecuada a su peso y edad. Es la forma de garantizar su seguridad en todos los viajes, incluidos los trayectos cortos.  

Aquí tienes una completa tabla en donde podrás comprobar qué sistema de retención o sillita infantil para el vehículo necesita tu hijo. Recuerda que según la ley actual de tráfico de la DGT (Dirección General de Tráfico) advierte que en caso de incumplir esta normativa, se podrá retener el vehículo. 

Sistemas de retención infantil para los viajes según peso y estatura del niño

Sistemas de retención infantil para el coche

Existen cuatro grandes grupos de retención infantil para el vehículo según sea la edad, peso y estatura del niño. 

1. Grupo 0 y 0+: Desde los recién nacido hasta que le bebé pesa 13 kilos aproximadamente (unos 18 meses). Estas sillas se usan en sentido contrario de la marcha para proteger mejor cabeza, cuello y columna. Se utiliza con arnés de cinco puntos y en el asiento trasero. Si el bebé no supera los 13 kilos pero su cabeza sobresale del respaldo, se debe cambiar esta silla. Y si prefieres usar capazo (no es lo más recomendable), debe ir en el asiento de atrás, instalado de forma transversal a la marcha y asegurándose de que la cabeza del bebé se sitúa en el centro del asiento trasero.

2. Grupo 1: Todos los bebés que pesan desde 9 a 18 kilos aproximadamente (niños de entre 1 y 4 años). Esta silla debe estar anclada al vehículo, o bien mediante sistema isofix o mediante el cinturón de seguridad. Se deben seguir las instrucciones del fabricante de la sillita. El bebé se sujeta a la silla con arnés de cinco puntos. Vigila bien que el bebé no saque los brazos del arnés, porque el sistema de seguridad perdería toda su eficacia.

3. Grupo 2 y 3: Es el grupo más amplio. Incluye a niños que pesan entre 15 y 36 kilos aproximadamente (siempre hay que tener en cuenta también la altura del niño. En cuanto la cabeza sobresale del respaldo, conviene cambiar la silla). Son niños hasta los 12 años (no siempre, depende del crecimiento del niño). Son asientos y cojines elevadores. Lo mejor es utilizar un elevador con respaldo, ya que ofrece mayor seguridad. El elevador hace que el niño consiga la altura indicada para utilizar el cinturón de seguridad. Comprueba que el cinturón para sobre hombro y clavícula si rozar el cuello. La banda horizontal debe estar sobre cadera y muslos, no sobre el estómago.

4. A partir de 1,35 centímetros: Aunque el niño tenga menos de 12 años, si su altura iguala o supera 1,35 centímetros, podrá usar el cinturón de seguridad del vehículo directamente. Sin embargo, se sigue recomendando el uso de silla homologada a su altura y peso hasta la altura de 1,50 centímetros. Si el niño mide 1,35 centímetros pero la banda diagonal del cinturón de seguridad pasa por el cuello, es señal de que debe seguir usando la silla homologada.

Por qué utilizar sistemas de retención infantil en los vehículos en todos los viajes

Sillitas de auto para bebés

Un sistema de retención infantil adecuado reduce hasta en un 75% el número de niños fallecidos en accidentes de tráfico y en más de un 90% el número de lesiones. De estas últimas, las más frecuentes son las siguientes:

- En menores de 2 años: Lesiones de cuello.

- Niños de 2 a 4 años: Lesiones de cabeza.

- Niños de 4 a 10 años: Lesiones abdominales.

Escoge bien el sistema de retención adecuada para tu hijo. Ya sabes que puede instalarse en el vehículo de dos formas diferentes: o bien mediante sujeción con el cinturón de seguridad (la sillita queda sujeta al coche gracias al cinturón de seguridad) o bien mediante el sistema isofix que incluyen muchos vehículos. En ese caso, la sillita queda anclada al asiento trasero del coche.

Comprueba también que la sillita de retención elegida está correctamente homologada, lo que garantiza que cumple con los requisitos exigidos por la normativa europea de seguridad de los niños en los trayectos en coche.

Fuente: Dirección General de Tráfico