Por qué los niños no quieren ser como sus padres

El motivo por el que los niños no quieren parecerse a sus padres

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Leyendo una entrevista con Sergi López, actor de la película El laberinto del fauno, en la que dijo que a su hijo le gustaría ser futbolista, y su hija cuidar de niños o ser actriz, me hizo pensar que las afinidades y los intereses de los niños y de las niñas poco cambiaron en los últimos años. Hasta los diez años mi hija siempre nos dijo que quería ser profesora. Ahora, quiere ser actriz. Bueno, todavía le queda.

¿Qué quieren ser los niños de mayor?

Qué quieren ser los niños cuando sean mayores

La última encuesta que realizó la Fundación Adecco con los niños en España, en la que se entrevistó a 2 mil niños y niñas españoles de entre 4 y 16 años de edad, muestra que la profesión de futbolista para niños recupera el liderazgo como la más deseada, después de policía. En tercer lugar, se encuentra la profesión de maestro y en cuarto lugar los niños quieren ser 'youtubers', una profesión que ha surgido en los últimos años y que cada día atrae a más adeptos. Entre los niños, siguen las profesiones de bombero, informático, ingeniero, veterinario, médico y actor.

Según una encuesta, la elección de las niñas es más clara y evidente. La mayoría se decanta por ser profesora, mientras las demás, por orden de interés, quieren ser médicas, veterinarias, peluqueras, y cantantes. Las demás profesiones que más atraen a las niñas son las de actriz, enfermera, policía, fotógrafa y diseñadora de moda.

Pese a la diferencia de profesiones entre niños y niñas, en conjunto coinciden en lo que no quieren ser el día de mañana. Un año más, ambos sexos afirman que no quieren ser políticos, seguido de los que no quieren ser barrenderos. En la tercera plaza ya hay diferencias pues las niñas no quieren ser 'cualquier otra cosa que la profesión elegida para dedicarse a ella', ni médicos o bomberas, mientras que los niños descartan dedicarse a la medicina, o a otra profesión que no sea la que les gustaría o a ser profesor.

Lo que más me llamó la atención de la encuesta es que más de un 50 ciento de los niños y de las niñas dijo que no quiere ser como sus padres, aunque coinciden con ellos en que el destino de sus ingresos sea la familia.

Aparte de eso, hay detalles curiosos en los resultados de la encuesta. La mayoría de los niños entrevistados reconoce que las tareas del hogar siguen siendo principalmente responsabilidad de las madres, mientras que las niñas afirman que en casa trabajan igual padre y madre, en un 44 %.