7 tipos de amor para nuestros hijos

Formas diferentes de demostrar cariño a nuestros hijos

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

O amamos o no amamos, pero eso de amar hoy y mañana ya no te quiero… a mí no me cuadra. Algunas personas dicen que soy muy radical cuando hablo del amor en un sentido binario, o se siente o no se siente, pero así es como lo intento expresar y entender yo, día a día.

Por otro lado, siempre digo que a los niños hay que traerlos al mundo cuando se está enamorado, si tienes pareja, pues desde ese estado, todo es más fácil, tanto para los padres como para el niño. Y si no tienes pareja, tienes que estar viviendo en Amor, para dar un paso así. De hecho, no existe un solo amor, sino 7. Descubre cuáles on los 7 tipos de amor para nuestros hijos.

Cuáles son los 7 tipos de amor para nuestros hijos

7 tipos de amor para nuestros hijos

A veces, utilizamos una sonrisa para decir te quiero, o una mirada, para decir te amo, o un gesto para decir, te deseo, o un abrazo para expresar afecto… A veces, amamos a nuestra pareja, queremos a un amigo, nos enloquece el chocolate, no podemos vivir sin un buen vino o simplemente, sin una caricia, y todo, lo metemos en mismo concepto del Amor.

Por lo tanto, me cuestiono en muchas ocasiones, ¿Sabemos lo que es AMAR? y aquí vuelven las preguntas: ¿Se aprende? ¿Se siente? ¿Te lo enseñan? ¿Se imita? ¿Se comparte? ¿Se disfruta? ¿O se vive?

Mi sensación es, que no sabemos amar, pero no porque estemos incapacitados, sino porque tenemos problemas para definir el concepto amar o entender el Amor. Y no seré yo, quien se atreva a definirlo (en esta ocasión)…

Por todo ello, un día, me empecé a cuestionar si estaba amando, de verdad, a mi hijo, y a esta conclusión llegué: Como padres, tenemos la habilidad especial de amar, y de poder definirlo en muchos sentidos, yo he encontrado estos 7 tipos de Amor para nuestros hijos:

1. Amor Familiar: es el que nos nace para el cuidado y el afecto de los seres queridos que forman nuestra familia, especialmente, para nuestros hijos.

2. Amor Posesivo: es ese tipo de amor, que no es del todo sano, pero que, en ocasiones, no podemos evitar sentirlo. Es cuando hablamos de “Mi hijo” o “Mi hija”, como si fueran nuestra posesión o cuando tenemos dependencia de ellos o incluso, los manipulamos emocionalmente, para que estén pendientes de nosotros.

3. Amor Loco: ese amor, que sobretodo sentimos cuando nuestros hijos son bebés, y realizan una nueva hazaña, o cuando son adolescentes, y los miras con esos ojos que expresan: qué orgullosa estoy de ti!

4. Amor Racional: es el amor que ponemos en practica cuando entramos en el dormitorio y gritamos: ¡¡menudo desorden!! Sabemos que lo vamos a seguir queriendo, pero si arreglara el cuarto, mucho mejor.

5. Amor Divino: Es el que sentimos por nuestros hijos, cuando nos parecen que los veneramos, y estamos entregados a ellos, como si de dioses o ídolos, se trataran.

6. Amor Compasivo: es ese amor que llevamos a cabo por nuestros hijos, buscando siempre el bienestar, y lo hacemos de una manera desinteresada, solo por el solo hecho de que los amamos.

7. Amor Incondicional: y aquí concluyo, si eres capaz de amar a tu hijo, haga lo que haga, diga lo que diga, se comporte como se comporte… ¿cómo no vas a poder a amar a cualquier persona en este nivel? Por eso, decía al principio, que se ama o no se ama… si lo sentimos con nuestros hijos, lo podemos sentir con cualquier persona.

¡Te quiero!