Educar en el amor es aportar a tus hijos ganas de aprender y de crecer

Todos los padres deberían hacerse esta pregunta: ¿Ayudas a tus hijos a crecer desde el amor o desde el miedo?

Mario Pinel
Mario Pinel Pedagogo

Todo lo que hacemos con amor crece y florece y eso es algo que los padres tenemos que tener muy presente en la crianza de nuestros hijos todos los días. El amor es el eje central de todo y uno de los pilares básicos para tener instaurado dentro de uno mismo un pensamiento positivo. Educar en el amor es aportar a nuestros hijos ganas de aprender y de crecer. ¡Descúbrelo!

El poder del motor del amor en la educación de nuestros hijos

educar en el amor a nuestros hijos

Las emociones nos acompañan a los padres y a los niños desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. ¿Cuáles son las emociones que están contigo en tu día a día? ¿Cuáles de los dos motores emocionales que rigen nuestro pensamiento predominan más en ti a la hora de actuar? Quizás nunca, hasta la fecha, te hayas hecho estas preguntas pero ha llegado el momento de darles respuesta porque solo conociendo tu contestación podrás averiguar cómo es tu relación con el mundo y cuál es tu manera de conseguir las cosas que te propones o quieres alcanzar. 

Todos tenemos dos motores que nos empujan a conseguir cosas de una manera o a no hacerlo. Si tu motor emocional es el miedo, todos tus actos estarán dominados por este sentimiento y, lo que es peor, le puedes estar transmitiendo a tus hijos ese temor

Algo que muchos padres sin querer hacen es generar un miedo innecesario en sus hijos en el momento de hacer los deberes y/o de estudiar. Muchas veces a nuestros hijos les decimos 'Venga, estudia, que te van a suspender' o 'Estudia que te va a regañar el profesor' y lo único que logramos es que los niños estudien por miedo y porque no les regañen, no les castiguen o por no ver en sus apuntes o exámenes el temido bolígrafo rojo del profesor... ¿Y si cambiamos el motor del miedo por el motor del amor? ¡Es mágico!

El motor del amor te ayudará a ti y a tu hijo a ir de frente a por lo que queráis. Cuando tú amas, ¿qué haces? ¡Vas a por ello! No nos podemos olvidar de que los padres, las madres, las familias y los centros educativos son como un arco, pero nuestros hijos son las flechas. Si tu ese espacio (el arco) lo has envuelto de amor, al final el niño estudia no porque vaya a suspender sino  porque tiene una meta que perseguir: porque quiere ser astronauta, médico, doctora, arquitecta, una gran chef, un gran pintor... ¿Has visto la gran diferencia entre un motor emocional y otro? 

 

La diferencia entre educar en el amor o en el miedo a tus hijos

educar en el amor a los niños y no en el miedo

Para saber desde qué ángulo estás educando a tu hijo, te sugiero que la próxima vez antes de hablar a tu pequeño te pares, pienses y observes. Quédate quieto diez segundos, cuenta hasta diez y hazte la siguiente cuestión: ¿desde dónde vas a hablar a tu hijo: desde el amor o el miedo?

Si es desde el miedo, lo que estás haciendo sin darte cuenta es impedir que un pensamiento positivo se instaure, porque tu hijo se va a transformar en alguien más negativo. En cambio, si tú instauras en tu hijo el túnel del amor, al final lo que estás construyendo es una buena autoestima en tu hijo. ¡Le estás metiendo el gusanillo de la felicidad, el de vivir una vida feliz!

Porque... ¿qué quieres: que tu hijo sea feliz o gane mucho dinero? Probablemente todos los padres contesten lo primero, porque si un hijo es feliz va a ganar dinero, pero va a ganar dinero haciendo aquello que ama y que disfruta.

Si tú eres capaz de instaurar en casa un túnel vital que tiene que ver con el amor, les estarás aportando a tus retoños la capacidad de valorarse, de tener ganas de crecer y aprender, de saber definir lo que perfectamente quieren y cómo lo quieren conseguir.

Imagínate que te tienes que ir de viaje a Marte, ¿con quién te irías en la nave: con una persona optimista y con pensamiento positivo o con alguien opaca y con un pensamiento negativo totalmente? La persona del pensamiento negativo, desde el minuto uno hasta el cien de regreso a la tierra, estaría diciendo 'la nave se va a estrellar, no vamos a llegar, nos vamos a quedar sin oxígeno, no va a llegar el agua, no hay víveres suficientes' y eso puede generar en los otros una pérdida de confianza en ellos mismos.

En cambio si puedo elegir la nave que me lleva al túnel del amor, sé que al final todo va a ir bien y ¡voy a disfrutar el viaje! Al final en el mundo de incertidumbre en el que estamos, que los cambios son muy rápidos y acelerados, es muy importante que nuestros hijos se paren a pensar desde dónde se están vinculados. El amor es la llave que te permite vivir una vida más plena.

Cuentos y poemas que hablan a los niños del amor

Las poesías y los cuentos son unas excelentes herramientas para transmitir el valor del amor a nuestros hijos. Echa un vistazo a la selección de relatos cortos y poemas que hemos preparado para ti y que puedes leer con tus hijos o decirles a ellos mismos que descubran lo que les ocurre a sus protagonistas. 

Puedes leer más artículos similares a Educar en el amor es aportar a tus hijos ganas de aprender y de crecer, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.