Descubre si quieres ser madre o tener un hijo, porque no es lo mismo

Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte antes y durante la maternidad

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Los hijos nacen del amor, de una noche loca, de una celebración, de un descuido, de una pasión, de una búsqueda intensa… También está la opción de adoptar, o de un vientre de alquiler, en cualquiera de los casos, yo preguntaría: ¿Quieres ser madre o tener un hijo? Porque, aunque lo parezca, no es lo mismo.

¿Quieres ser madre o tener un hijo? ¡Reflexiona!

No es lo mismo ser madre que tener un hijo

Ser madre y tener un hijo no es lo mismo.

Y es que, cada madre se siente madre de una forma distinta. Y ninguna es igual a la otra, porque los sentimientos de cada persona son solo suyos y distintos a todos los demás.

A veces, le pregunto a mis amigas que también son mamás, si volverían a ser madres en el caso de volver a nacer. Me asombra que no todas respondan afirmativamente. Me asombra la sinceridad y lo agradezco. A final de cuentas, ser madre no es un algo que se estudia o se puede preparar. Ser madre es un sentimiento, que se tiene o no se tiene. Sin embargo, también se puede tener hijos y no ser madre.

A veces, yo digo que por tener un piano, no se es pianista. O por escribir un libro, no se es escritora. Igualmente, puede ocurrir con la maternidad, por tener un hijo, no se es madre.

La decisión es bien sencilla: ¿Desde dónde quiero ejercer la maternidad? ¿Quiero ser feliz o quiero hacer feliz? Estas son algunas de las preguntas que también debemos respondernos dentro de esta colección de preguntas que van sumando nuestra vida día a día…

Preguntas que debes hacerte antes y durante la maternidad

Preguntas para ser feliz en la maternidad

Creo que hacerse preguntas, y más aún, buenas preguntas, es la mejor forma de aumentar nuestra calidad de vida y ampliar nuestro espacio de felicidad. Es la mejor forma de conocernos, de saber dónde estamos, de reconocer a dónde vamos y sobretodo, de saber hasta dónde estamos dispuestos a dar.

Por eso, a continuación te propongo algunas de las preguntas que nunca viene mal plantearse antes y durante la maternidad. Responderlas te ayudará a conocer cuál es tu posición real con respecto a ti misma y a tus seres queridos.

- ¿Qué harías por tu familia? ¿Hasta dónde estarías dispuesta a llegar? ¿Te pones límites? ¿Dónde los sitúas?

- ¿Cómo es tu papel como madre? ¿Qué tipo de madre eres/crees que vas a ser? ¿Y cuál te gustaría ser?

- ¿Qué tipo de familia quieres construir? ¿Coincides con tu pareja en la idea que tenéis de la familia? ¿Lo habéis hablado?

- ¿Qué es para ti la felicidad? ¿Radica en ti o en los demás? ¿Cómo te enfrentas a ella y qué haces para conseguirla? ¿Cómo es un día feliz para ti?

- ¿Qué es lo que más te inspira para ser feliz? ¿Consigues tener esa fuente de inspiración cerca a menudo para alcanzar la felicidad?

- ¿Has reflexionado sobre el sentimiento de ser madre? ¿A qué conclusiones honestas has llegado? ¿Te satisfacen?

- ¿Dices 'te quiero' y lo demuestras a las personas que quieres?

Responder a estas preguntas hará que descubras muchas cosas sobre ti misma y la forma en la que sientes y comprendes la maternidad. Esto es un requisito muy importante a la hora de plantearte si estás en el grupo de las que quieren ser madre o de las que quieren tener un hijo.

¡Gracias! ¡Mamá!

Puedes leer más artículos similares a Descubre si quieres ser madre o tener un hijo, porque no es lo mismo, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.