El juego de las preguntas para construir una familia (aún más) feliz

Preguntas para niños y adultos que mejorarán las relaciones familiares

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Hoy os propongo un juego para que entre todos podáis construir una familia aún más feliz. Se trata del juego de las preguntas, que os animará a reflexionar sobre cómo es vuestro núcleo familiar y, de esta forma, mejorar las relaciones familiares. Tanto padres como niños estáis invitados a probar esta actividad tan enriquecedora.

Probad el juego de las preguntas para ser una familia feliz

Preguntas en un juego para construir una familia feliz

La calidad de las preguntas representa la calidad de nuestra vida, y es que, hacernos buenas preguntas hará que creemos respuesta y realidades adaptadas a lo que queremos vivir. Por ello, repasa la respuesta de estas preguntas, comparte las respuesta, comienza un debate y haz que tus hijos, aprecien las respuestas e incluso, sean participes de ellas.

1. ¿Realmente a qué estáis agradecidos?
Escribe y detalle los agradecimientos que puedes hacer a diario solo/a o con tus hijos.

2. ¿Qué energía se vive en casa?
Pregunta y compara la respuesta de todos los miembros de la familia. A continuación, debes adaptar esa energía que tenéis en casa a la que la mayoría queráis vivir.

3. ¿Qué se hace bien en casa?
¿Qué hacen bien tus hijos? ¿Qué haces bien tú? Hacer bien o no las cosas y hablar de ello, os puede ayudar a crear nuevas pautas de comportamiento tanto a nivel personal como familiar. Y todas ellas serán a mejor.

4. ¿Cómo sería un cumpleaños especial?
Compartid las respuesta y si es posible, hacerlas cumplir en el próximo cumpleaños que celebréis en casa.

5. ¿Qué es lo primero que dices y haces cuando comienza el día?
A veces comenzamos con el piloto automático, diciendo y haciendo siempre lo mismo. Y, como consecuencia, vivimos en una rutina aburrida, continua e inacabable. ¡Sorprende a toda la familia con una nueva manera de despertarse!

6. ¿Qué harías por tu familia?
¿Y ellos por ti? ¿Hasta dónde estáis dispuestos a llegar? ¿Dónde están los limites? Compartid las respuesta, será una forma distinta de hablar de limites en casa.

7. Como padres, ¿cuáles son vuestros principales miedos?
¿Qué miedos queréis evitar transmitir a vuestros hijos? ¿Vives con miedo? El miedo nos paraliza, por lo que debemos evitar que nuestros hijos vivan sin tomar decisiones o inseguros por estos miedos. ¡Los miedos se contagian!

8. ¿Cómo es tu papel como madre? ¿Cómo es tu papel como padre?
Ante la relación con vuestros hijos, ¿qué tipo de familia queréis crear? ¿qué impacto positivo quieres dejarle a tu hijo? Hacer esta reflexión será muy positivo para la manera en la que construyes esa mejor familia.

9. ¿Cómo es un día feliz para tu hijo? ¿Y para tu pareja?
Averigua cómo entienden tus hijos y tu pareja que es un día feliz... ¡E intenta hacerlo posible!

10. ¿Habláis de cómo os queréis en la familia?
Como padres, ¿habéis reflexionado sobre el sentimiento de ser padres? ¿O el sentimiento del amor? ¿Se habla de cómo os queréis en la familia? ¿Qué palabras usáis para transmitir los sentimientos? ¡Una reflexión muy importante para que la familia tenga unos pilares sólidos.

11. ¿Se piensa lo que se siente?
¿Y se siente lo que se piensa? Pensar y sentir son maneras diferentes de hacerles entender a nuestros hijos la conexión que existe entre la razón y el corazón.

12. ¿De qué temas os gustaría hablar en casa?
Y de la misma forma... ¿de qué temas se evitan hablar? ¿Qué temas crean conflictos? ¿De qué temas se hablan que os divierten?

13. ¿Se logra terminar lo que se empieza?
Terminar lo que se empieza es uno de los mejores mensajes y ejemplos que podemos hacerle llegar a nuestros hijos. ¿Se acaba lo que se empieza?

14. ¿Cuál es la fuente de inspiración para alcanzar la felicidad?
Descúbrela y haz que tus hijos tomen conciencia de ella. De esta forma, todos podréis remar hacia la felicidad en familia.

15. ¿Sientes que das permiso a tus hijos para sentir tristeza?
¿Cómo se vive la tristeza en casa? ¿Cómo se muestra este sentimiento? Sin tristeza, no puede haber felicidad. De ahí que sea una emoción de la que también tenemos que hablar con nuestros hijos.

16. ¿Sientes que das permiso a tus hijos para sentir amor? ¿y felicidad?
Trata de reflexionar sobre cómo se muestran los sentimientos en familia y hablad sobre ello.

Aprovecha tus reuniones familiares para abrir debate con estas preguntas. Así os conoceréis más y mejor y estaréis trabajando para construir una familia aún más feliz.