Cómo deben lavarse los dientes los niños según su edad

Conoce la importancia de la higiene bucal y las mejores técnicas del cepillado

Carla Estrada

Siempre he considerado que la salud e higiene dental es un tema muy importante, porque veo a muchos niños en edad preescolar y/o escolar que llegan a mi consulta ya con caries u otras patologías bucofaríngeas y es casi siempre causado por falta de una adecuada higiene bucal desde muy temprana edad. Hoy hablaremos de la importancia de una buena higiene bucal y de cómo deben lavarse los dientes los niños según su edad.

La edad recomendada para iniciar la higiene bucal de los niños

lavarse los dientes los niños

Es necesario que a los niños se les enseñe una rutina de higiene bucal (dientes, encías y lengua), supervisada los primeros años (hasta 7 años), pero de forma divertida, para que sea constante y bien realizada y, así, prevenir caries y/o enfermedades bucofaríngeas, durante la infancia o edad adulta. También es importante tomar medidas de prevención, como evitar que los niños duerman con el biberón en la boca o con chupetes impregnados de azúcar o miel. 

De ahí que comencemos desde temprana edad con una rutina de higiene bucal que se iniciaría desde que el bebé es recién nacido y que va a variar de acuerdo a la edad.

Al comenzar desde el nacimiento, no solo estaremos protegiendo los primeros dientes, llamados de leche, sino que se crearán patrones adecuados de higiene bucal por el resto de la vida. Por lo general, los primeros dientes erupcionan entre el quinto y el octavo mes de vida y la dentición se completa por lo general a los 2 años de edad (20 dientes: 8 incisivos, 4 caninos y 6 molares).

Todas estas etapas, hasta al menos los 7 años de vida, deben ser realizadas y/o supervisadas por los padres para garantizar que se harán de forma correcta.

Las mejores técnicas para que los niños se laven los dientes 

técnicas para que los niños se laven los dientes

En recién nacidos hasta que erupcionan los primeros dientes, comenzaremos a limpiar la cavidad oral completa, abarcando encías, carrillos y lengua. Se puede realizar al menos una vez al día, junto con el baño, para hacerlo una rutina y no olvidarlo. Se realiza con una gasa impregnada en agua filtrada o fresca, previamente hervida y se pasa por toda la cavidad oral. También se puede usar el llamado “dedo de silicona” (te recomiendo hacerlo con lo que sea más práctico para ustedes).

Por su parte, en lactantes con dientes de leche se comenzará a utilizar un cepillo pequeño, de cabeza redonda y cerdas suaves, sin necesidad de crema dental y se pasará por donde están sus dientitos en forma circular, sin hacer presión, una vez al día. Y cuando ya comienzan la ablactación (introducción de alimentos sólidos), se puede usar una pequeña cantidad de crema con flúor, del tamaño de un grano de arroz, una odos veces al día.

En preescolares y escolares podrán ellos mismos hacer su higiene bucal, siempre supervisados y lo ideal es, si es posible hacerlo con ellos, para ser el mejor ejemplo. Recomiendo comprarles un cepillo dental de cabeza redonda y cerdas suaves, decorado o del color de su agrado, para que les sea agradable y hacerlo de una manera divertida.

La mejor técnica para ellos es la circular, o sea, movimientos circulares a lo largo de todas las piezas dentales, y se hace de la siguiente forma:

- Poner en contacto los dientes de la arcada superior e inferior.

- Hacer movimientos circulares 20 veces cada 2 piezas, pasando también por las encías.

- Seguir en orden, comenzar por un lado y terminar con el otro.

-  Primero cepillar la cara externa y luego la interna y luego la zona de masticación con un movimiento de adelante a atrás.

- Tiempo aproximado 2 minutos.

- Por último la lengua, cepillando de atrás hacia adelante. Esto puede producir nauseas o cosquillas, pero pronto se acostumbrarán.

Sigue todos estos consejos y tus hijos lucirán su mejor sonrisa y tendrán una salud dental de hierro.