Consejos para estimular la lengua y facilitar la pronunciación de los sonidos a los niños

Pronunciar las palabras correctamente exige un esfuerzo muy grande, tanto lingual como labial, a los niños

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

El habla junto con el desarrollo psicomotor y el de la alimentación, son tres de los ítems más importantes en el desarrollo infantil y por ello, son tres de las principales preocupaciones de los padres, pediatras y terapeutas. Conocer más sobre su desarrollo, prevención y estimulación, es imprescindible. ¿Qué podemos hacer para facilitar la pronunciación de los sonidos a los niños? ¿Cuál es la función de la lengua en la pronunciación de los niños? ¿Cómo estimular la lengua para favorecer al lenguaje infantil? En este post, contestaremos a todas esas preguntas y mucho más.

Cómo se organizan los sonidos en la lengua de los niños

sonidos producidos en la lengua de los niños

Es importante distinguir varios tipos de sonidos según el punto de contacto de la musculatura que ayude a producirlos. Por ejemplo, los sonidos labiales (producidos por el contacto entre los labios como la M), los sonidos labiodentales (producidos por el contacto entre labios y dientes como la F) o los sonidos linguales (producidos entre la lengua y el interior de la boca). Estos últimos sonidos, los linguales, son varios y requiere de mayor atención, ya que generalmente es donde residen más dificultades del habla.

La lengua es un músculo que necesita de un tipo de movimiento para poder pronunciar adecuadamente una letra. La falta de ejercitación, que puede ser provocada por una otitis, problemas en los dientes, etc., puede impedir que los niños aprendan a modular la lengua y, en consecuencia, pronuncien mal ciertas letras o palabras enteras.

Para facilitar la comprensión de los sonidos de la lengua, primero será importante saber dónde localizarlos. Y para ello dividiremos la lengua en tres puntos:

1 - Punta de la lengua (también conocida como ápice lingual)

En este primer tercio encontramos la mayoría de los sonidos; t / d / n / l / s / z / r / rr

2 - Parte media de la lengua (también conocida como dorso lingual)

En este segundo tercio encontramos sonidos menos habituales; ñ / y / ll / ch

3 - Parte final de la lengua (también conocida como base lingual)

En este tercer y último tercio encontramos sonidos guturales; k / g / j

Esperamos que el siguiente mapa de localización de sonidos os pueda ayudar:

localización de los sonidos en la lengua

Para facilitar la comprensión de los sonidos de la lengua, también es importante saber en qué etapas aparecen, considerando la edad de los niños.

- Etapa I (entorno a 2 años)
Aparecen t / j / k / n

- Etapa II (entorno a los 3 años)
Aparecen d / g

- Etapa III (entorno a los 4 años)
Aparecen z / s

- Etapa IV (entorno a los 5 años)
Aparece l / ll / ch

- Etapa V (entorno a los 6 años)
Aparecen r / rr

Los primeros fonemas que los niños pronuncian son los labiales: m, b, p, las vocales y las combinaciones entre estas: pa, ma, ba, etc. Así comienzan los primeros intentos por ingresar al lenguaje hablado. Luego, la lengua irá ganando terreno en el intento del habla y el niño comenzará a colocar su lengua de tal modo que se pronuncien diferentes sonidos: ta, ra, da, etc.

Muchos niños no presentan dificultades a la hora de pronunciar estos fonemas, lo que los llevará, antes o después, a pronunciar palabras correctamente. Sin embargo, otros niños pueden tener problemas para hablar bien.

5 consejos para la estimulación sensorial de la lengua para niños

Podemos estimular la lengua de los niños mediante multitud de opciones sensoriales tales como:

  • El tacto del masaje
  • El gusto mediante el sabor
  • La propiocepción (localización de los sentidos) mediante la temperatura
  • La llamada estereognosia (reconocimiento de objetos exclusivamente por el tacto), mediante objetos de diferentes formas dentro de la boca.

ejercicios linguales para mejorar la pronunciación de los niños

A continuación recopilamos una serie de ejercicios con la lengua o 5 consejos fáciles para que podáis practicarlos cómodamente en casa con los niños para mejorar su pronunciación. Para ello, solo necesitareis un bastoncillo de algodón para los oídos, jugos de diferentes sabores, agua fresca, bebida con gas y/o peta-zetas (caramelo carbonatado, también conocido como caramelo con chasquidos), y pequeños objetos limpios y bien atados de un hilo como las piezas de plásticos de collares infantiles. A partir de aquí os proponemos:

1. Masaje con el bastoncillo

Jugar a masajear con los bastoncillos las diferentes partes de la lengua como la punta, el dorso y la base. solo necesitaremos la ayuda de un pequeño bastoncillo de oreja con sus respectivos algodones en los extremos. Este bastoncillo puede mojarse en agua fresca, en diferentes sabores (ácidos como el limón o dulces como el chocolate) o bien pueden aplicarse en seco.

2. Adivinando sabores

Con los ojos cerrados y con ayuda de una cuchara o incluso de los bastoncillos ofrecer diferentes sabores dulces, salados, amargos o ácidos para que los adivinen.

3. Nuevas sensaciones

Los peta-zetas y breves experimentaciones con el gas en la lengua también pueden ser experiencias muy estimulantes.

4. Adivinando temperatura

Parecido al juego de los sabores, podría intentar adivinar qué bebida está más fría, evitando siempre el exceso de frío y también de alta temperatura para evitar molestia o quemaduras.

5. Adivinando formas
Con los objetos que os comentábamos anteriormente y los ojos tapados también podemos intentar adivinar divertidas formas como una estrella, redonda, triangulo o cuadrado.

Puedes leer más artículos similares a Consejos para estimular la lengua y facilitar la pronunciación de los sonidos a los niños, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.