Cuidar la piel de niños con queratosis pilar o granitos en las mejillas

Factores que producen inflamación, enrojecimiento e irritación de la piel de los niños y adolescentes

Meybol Lorena Ramírez

Es común en consulta pediátrica atender a adolescentes que acuden por presentar granitos en la piel, sobre todo en brazos y mejillas. De una u otra manera, esta circunstancia les causa disconfort sobre todo a nivel emocional, más aún porque están en una edad donde verse bien es prioridad para ellos. Así que vamos hablar un poco más en detalle de qué se tratan esos granitos en la piel de los niños, conocidos desde el punto de vista médico como queratosis pilar, y poder aplicar las medidas necesarias para solucionarlo.

Qué es la queratosis pilar en niños y por qué se produce

queratosis pilar en niños

Estos pequeños bultos de color piel o rojos que se sienten como 'piel de gallina' o áspero no es otra cosa que la condición conocida como queratosis pilar o pilaris, la cual es una afección benigna que comúnmente suele aparecer en edad pediátrica, con un pico mayor en escolares y sobre todo adolescentes, siendo raro en adultos (no suele superar la tercera década de la vida).

Se caracteriza por la presencia de pequeñas pápulas (pápulas hiperqueratósicas) tipo granos (muchos pacientes lo describen como espinillas)  o sarpullido, blanquecinas en ocasiones rosa pálido, que da el aspecto de piel de lija.

Estas se localizan en zonas específicas como mejillas, brazos, muslos e, incluso, glúteos. Pero la zona que más se ve comúnmente afectada son brazos y mejillas. No suele generar picazón, pero pudiera estar presente. Lo que sí es común es la resequedad y la piel áspera en las zonas afectadas por estas lesiones.

Hay que tomar en cuenta que la queratosis pilaris suele empeorar en el invierno debido a la humedad en el ambiente y durante en verano suele haber mejoría. En ocasiones y, según se explica en el informe 'Queratosis pilaris', elaborado por 'The Society for Pediatric Dermatology', se puede confundir con eczema, acné o infecciones, pero no es ninguna de éstas. 

Se produce por la obstrucción de queratina en los folículos pilosos y hasta la actualidad  se ha asociado a factores genéticos y atópicos (niños alérgicos o dermatitis atópica), pudiendo estar presentes en aquellas personas que pueden tener una mayor predisposición a diabetes u obesidad; incluso se ha observado con el uso de medicamentos como los esteroides sistémicos o a bajos niveles de vitamina A (esta vitamina llamada  ácido retinoico es fundamental para mantener una piel sana).

Generalmente las madres acuden con preocupación a la consulta, ya que genera mucha ansiedad debido a que a nivel estético suele causar molestias, limitando el uso de vestimenta y siendo motivo de intranquilidad sobre todo en las niñas que es el sexo más afectado por esta condición.

Cómo mejorar la queratosis pilaris o granitos en la piel de los niños

granitos en la piel de los niños

Suele desaparecer de manera espontánea, sin embargo, se pueden usar ciertas medidas para mejorar esta condición que se genera en la piel de los niños:

- Baños cortos menores de 10 minutos con agua tibia o templada.

- Uso de jabones dermatológicos sin detergente y sin esponja. Una vez terminado el baño, secarse la piel con toques suaves, sin friccionar la misma, valiéndose de una toalla limpia y seca.

- Humectación diaria de la piel con hidratantes posterior al baño diario y aún con la piel un poco húmeda para permitir una mejor absorción.

- Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina A: papaya, huevos, zanahoria, vegetales de hoja verde (debido a que la vitamina A puede evitar la obstrucción de los folículos pilosos).

- Uso de ropa de algodón y no telas abrasivas como lycra, que lo único que pueden ocasionar es una acumulación de más grasa por la sudoración.

- Consumir agua adecuada (la cantidad de la misma está en relación con la edad). Este punto es importante porque la mayoría de los adolescentes (y me enfoco en esta edad porque es donde aparecen la mayoría de casos) no les gusta o no suelen tomar agua, siendo parte fundamental dentro de las medidas para evitar la queratosis pilaris.

Si lo anteriormente citado se realiza y persiste o se exacerba la queratosis pilaris o hay signos de sobreinfección (enrojecimiento, calor, rubor, dolor o ardor) y picazón excesiva, es recomendable la valoración por parte del dermatólogo, sobre todo en aquellos pacientes que sufren dermatitis atópica.

También es importante recordar que las pieles delicadas o atópicas, así como los bebés, no deben usar cualquier tipo de cremas, y hay que evitar remedios caseros que podrían empeorar los síntomas o causar irritaciones en la piel.

Puedes leer más artículos similares a Cuidar la piel de niños con queratosis pilar o granitos en las mejillas, en la categoría de Cuidados de la Piel en Guiainfantil.com.