Qué problemas pueden darse tras la operación de fimosis en niños

Consejos para saber si el postoperatorio de fimosis es correcto en nuestro hijo

Estefanía Esteban

La mayoría de intervenciones por fimosis que se practican en los niños, no presentan ningún tipo de complicación. Lo más normal es que todo evolucione bien y tu hijo no presente más que unas leves molestias tras la cirugía. 

Sin embargo, sí hay un pequeño porcentaje de operaciones por fimosis en niños que pueden presentar algún tipo de complicación. Presta atención porque enumeramos, con ayuda del pediatra del Hospital 12 de Octubre Iván Carabaño, algunos de los problemas que pueden darse tras la operación de fimosis en niños. 

El después de la operación de fimosis en niños

Complicaciones tras la operación de fimosis en niños

Como en cualquier cirugía, siempre puede darse un caso de infección de la herida. Lo más normal es que no ocurra, pero en un pequeño porcentaje puede infectarse la herida quirúrgica. Para evitar esto, lo mejor es cuidar la herida con una buena higiene y la aplicación de una solución antiséptica con povidona yodada. 

Si, a pesar de llevar a cabo todas las recomendaciones pediátricas durante el postoperatorio, se infecta o inflama la zona de forma considerable, el pediatra será el encargado de recomendar el consumo de antibiótico para evitar que a infección de la herida se complique

Cómo saber si la herida por la operación de fimosis se ha infectado

Presta atención a estos síntomas, que te ayudarán a detectar a tiempo una infección de la herida quirúrgica tras la operación por fimosis:

  • La herida se muestra enrojecida (de forma alarmante).
  • Supura pus (exuda un material blanquecino).
  • Tu hijo se queja de un dolor intenso y continuado que no se pasa con ningún tipo de analgésico.

Es en este caso cuando el pediatra, en función del grado de la infección, recomendará el uso de antibiótico para frenarla. 

Cuándo se produce balanitis tras la operación por fimosis en los niños

Otra de las complicaciones que también puede darse tras la operación de fimosis en los niños es la balanitis, que no es otra cosa que la inflamación del glande del pene y la piel prepucial que lo recubre. Muchas veces, esta inflamación se observa solo como un pequeño edema del glande que se resuelve de forma espontánea en pocos días. 

Sin embargo, si esa inflamación además se acompaña de un dolor intenso, que no se pasa ni con calmantes como el paracetamol, o si observamos la salida de material purulento, se debe comenzar a suministrar antibiótico para frenar la infección. 

En todos estos casos de complicaciones tras la operación de la fimosis en los niños, suele ser suficiente un antibiótico para frenarla.