El tratamiento de la fimosis en los niños

Cuáles son las dos fases que sigue el tratamiento de fimosis en los niños

Estefanía Esteban

Una vez diagnosticada la fimosis en el niño, el pediatra seguramente te informe del tratamiento, que es escalonado, es decir, que sigue dos posibles fases. Si la fimosis no responde positivamente al primer tratamiento, se utiliza la siguiente opción. 

Te explicamos, paso a paso, cómo es el tratamiento de la fimosis en niños, siguiendo siempre las indicaciones de nuestro especialista en pediatría, Iván Carabaño. 

Qué dos fases sigue el tratamiento de la fimosis en los niños

Las dos fases del tratamiento de fimosis en niños

Si tu hijo ha sido diagnosticado de fimosis, tal vez te hayan explicado que existen dos tipos de tratamientos. Y es que, el tratamiento de la fimosis sigue una serie de fases o escalones. Lo más normal es que primero se pase por la primera fase antes de recurrir a la segunda: 

  1. Primera fase: Tratamiento médico. El tratamiento médico consiste en la aplicación de una crema con corticoides cada 12 horas (una vez por la mañana y otra por la noche). Además, se debe aplicar durante una larga temporada, entre 1 y 3 meses. La aplicación de la crema se debe acompañar de suaves retracciones de la piel del prepucio, para que el pene se impregne bien con toda la crema.
  2. Segunda fase: Tratamiento quirúrgico. Si no se ha conseguido solucionar la fimosis con el tratamiento médico, sí se puede pensar en un tratamiento quirúrgico, aunque no se recomienda hacer ningún tipo de intervención quirúrgica por fimosis en niños menores de 8 años. 

Cómo es el tratamiento quirúrgico por fimosis en los niños

La opción clásica del tratamiento quirúrgico es la circuncisión, que es una intervención quirúrgica que consiste en resecar completamente la piel del prepucio que recubre al glande. De esta forma, el glande se queda sin este recubrimiento. Sin embargo, la circuncisión cada vez se realiza en menos casos. Ahora se opta más por estas dos intervenciones:

  • Anuloplastia: Consiste en resecar solamente el anillo más externo del prepucio. Es la parte de piel del prepucio que más cerca está del extremo.
  • Prepucioplastia: Consiste en dar un corte a todo el prepucio y abrir 'un pequeño ojal'. Con esto se consigue no extinguir por completo la piel del prepucio que cubre el glande, sino solo un poquito.

Dependiendo del cirujano, así será el tipo de sutura que se utilice durante la intervención. Hay cirujanos que utilizan la sutura reabsorbible. En estos caso, no se necesita retirar. Si en cambio el cirujano usa otro tipo de sutura, sí habrá que retirarla. Se puede retirar en el Centro hospitalario o bien en el Centro de Salud.