Educar contra la agresividad infantil

Guiainfantil.com

La conducta agresiva de un niño es una conducta aprendida, por eso puede modificarse. En la primera infancia la agresividad es inconsciente y se manifiesta con mordiscos y empujones. Alrededor de los 3 años, el niño es más activo y demuestra su agresividad destrozando y pegando, impulsos que no saben controlar.

Cuando el niño ya tiene edad para ponerse en el lugar de los demás, demostrar empatía, hay que aprender a reprimir la agresividad. En este vídeo, podrás encontrar algunos consejos para ayudar a los niños a superar una conducta agresiva.