Cómo hacer una cesta de Primera Comunión - Regalos caseros de recuerdo

Paso a paso para hacer con los niños un bonito regalo a los invitados tras la eucaristía

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés

La Primera Comunión de nuestros hijos es un día muy especial para ellos y nosotros, como padres, debemos asegurarnos de que este día sea perfecto. Una de las tradiciones es ofrecer pequeños regalos caseros de recuerdo a los invitados, como muestra de agradecimiento por haber compartido con nuestros hijos este día tan mágico. Una cesta de Primera Comunión hecha a mano y con todo tu cariño es uno de los mejores presentes que les puedes ofrecer.

¿Quieres saber cómo hacer esta cestita de papel? A continuación te contamos cómo debe ser el paso a paso y qué materiales necesitas.

¿Qué necesitas para esta cesta de Primera Comunión de los niños?

Cesta de papel para la primera comunión de los niños

Lo primero es lo primero, y deberás preparar una serie de materiales para diseñar tu propia cesta. Para hacer nuestro regalo casero para la Primera Comunión de los niños, vas a necesitar los siguientes materiales.

- Papel de periódico
- Tijeras
- Cartón
- Palo de madera
- Cola blanca
- Pegamento de barra
- Cinta decorativa
- Pincel
- Témperas
- Papel pinocho
- Papel celofán

Como ves, los de esta manualidad son materiales que puedes comprar fácilmente; unos ya los tienes en casa y los otros los puedes encontrar en cualquier papelería (o grande superficie) y a un precio muy asequible.

Ten en cuenta que los colores de tu cesta no deben ser los mismos que usamos en este vídeo; puedes escoger aquellos que más te gusten e incluso puedes hacer cestas de colores variados. De este modo, tus invitados podrán escoger la cesta que más les guste. Nuestro modelo te puede servir de inspiración, ¡pero deja que tu creatividad o la de tus niños fluya!

¿Cómo hacer este tipo de regalo de recuerdo para los invitados?

Pasos para la cesta de manualidades para la eucarístía

Hacer una cesta de Primera Comunión, como regalo casero para los invitados, es mucho más simple de lo que puede parecer y, además, podrás hacer esta manualidad con la ayuda de tus hijos. Veamos cuáles son los pasos que debemos seguir:

1. Lo primero que debes hacer es cortar el papel de periódico a tiras largas; ten en cuenta que necesitas varias de ellas, por lo que es aconsejable que tengas entre 10 y 15 tiras. Luego, enrolla la tira de papel alrededor del palo de madera y pega la esquina que te queda suelta con el pegamento de barra. Cuando lo tengas, es momento de sacar el palo de madera para que quede solo el rulo de papel. Deberás repetir este paso unas 10 veces como mínimo.

2. El segundo paso, es recortar el cartón en forma de círculo y luego cortar 7 de los rulos que has preparado. A cuanto más grande quieras que sea la cesta, más rulos vas a necesitar. Pero siempre debes tener un número impar de ellos.

[Leer +: Organizar la Primera Comunión de tus hijos]

3. Luego, pon cola blanca encima del cartón y pega los palitos a una distancia igual entre ellos. Recorta otro círculo, añade cola blanca y pégalo encima de los palitos. Déjalo secar con la ayuda de una pinza.

4. Ahora, añade más cola blanca sobre la superficie del cartón y recorta el papel de periódico en un círculo más grande que los de cartón. Pega este círculo de papel de periódico encima del de cartón.

5. Recorta los extremos que hay entre cada palito. Dóblalos y pégalos en la otra base de cartón. También debes pegar un rulo más largo sobre el cartón. Y ya puedes empezar a trenzar tu cesta.

6. Una vez tengas la forma de tu cesta, es momento de empezar a decorarla. Pinta la cestita del color que más le guste a tu niño o niña y coloca una tira de papel pinocho en su interior. Decora como más te guste y añade los caramelos. Ahora, corta varias tiras de papel celofán de diferentes colores y pégalas a la base de tu cesta. Coge las puntas, júntalas en la parte superior y haz un nudo con cinta decorativa.

7. Por último, ya solo te queda añadir una etiqueta con el nombre de tu hijo y la fecha de su Primera Comunión. Puedes comprar las etiquetas que más te gusten, pero también las puedes hacer tú. Puedes coger cartulinas de diferentes colores y cortarlas con tijeras de maneras diferentes. Además, puedes probar diferentes tipos de caligrafía. De este modo, añadirás más originalidad a este pequeño regalo de recuerdo para la Primera Comunión de los niños.

¿Cómo personalizar tus regalos caseros de recuerdo?

Regalos caseros de recuerdo para la comunión

Para que la Primera Comunión de tus hijos sea inolvidable para ellos mismos y para toda la gente que asista a la eucaristía y celebración posterior, presta atención a todos los detalles relacionados con la fiesta. La música que suena, la comida que preparáis... ¡esas pequeñas cosas que marcan la diferencia!

En primer lugar, te proponemos que personalices los regalos de recuerdo que haces a los invitados; algo que es más sencillo si apuesta por los regalos caseros. Si finalmente vas a hacer esta cesta de Primera Comunión que te hemos mostrado, puedes hacer varios modelos diferentes según la familia, el vínculo, los gustos de cada invitado... Por ejemplo, puedes poner caramelos de distintos sabores, puedes pintar la cesta de diferentes colores, con decoraciones distintas o accesorios variados... ¡Seguro que les sorprendes!

Como puedes ver, esta es una manualidad de cesta casera muy simple de realizar que aportará este toque personal que siempre buscas en tus detalles. Te animamos a que hagas algunas pruebas antes junto a tu hijo o hija y que experimentes con distintos colores y obsequios.

Puedes leer más artículos similares a Cómo hacer una cesta de Primera Comunión - Regalos caseros de recuerdo, en la categoría de Manualidades en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: