El niño con diabetes en la escuela

Autocontrol en la diabetes del niño en la escuela

Al tratarse de una patología crónica, la diabetes exige un buen control de la enfermedad por parte de los pacientes y esto depende de varios factores. Por un lado, el objetivo primario es conseguir unos niveles de glucosa en sangre normales (normoglucemia), parecidos a los de una persona no diabética.

Por otro lado, y como objetivo secundario, se pretende alcanzar niveles iguales o mejores que los de una persona no diabética en otros parámetros como en presión arterial, lípidos o peso.

El autocontrol es fundamental para los diabéticos

Niño controla su diabetes

Para evitar complicaciones crónicas graves asociadas a un mal control, las personas diabéticas deben cumplir estos objetivos y, sobre todo, los niños ya que son importantes para aumentar la esperanza y la calidad de vida. De modo que cuantos más años de vida se tienen por delante, más esencial es cumplir estos objetivos. Así, los niños con diabetes deben acudir a las revisiones médicas regularmente y llevar a cabo lo que se denomina autocontrol, algo que se realizará con mayor o menor eficacia en función de la educación diabetológica que el menor vaya recibiendo.

Para realizar el autocontrol de la diabetes, los niños deben saber manejar y equilibrar el tratamiento farmacológico (insulina, en el caso de la diabetes tipo 1 en edad pediátrica), deben conocer todas las recomendaciones relativas a la alimentación y a la práctica del ejercicio físico regular. Dependiendo de la edad del niño con diabetes, primero serán sus padres quienes irán manejando y controlando poco a poco estos aspectos y, a medida que el niño vaya creciendo y recibiendo educación diabetológica empezará él mismo con su autocontrol.

El niño con diabetes en la escuela

Durante la infancia, los padres son los principales responsables del manejo de la enfermedad. Pero cuando los niños se separan de ellos, en la escuela infantil o en el colegio se enfrentan a situaciones que deben ser atendidas a diario por cuidadores o, en muchas ocasiones, por sus profesores. Los resultados de la Encuesta DAWN, realizada en España por la Fundación para la Diabetes, ponen de manifiesto que uno de cada cinco padres de niños o adolescentes (entre 0 y 18 años de edad) con diabetes en España, afirma estar insatisfechos con el apoyo que reciben por parte de la escuela en el manejo de la enfermedad. Uno de cada 8 cree que debería mejorar la información sobre el control de una situación de urgencias relacionada con la diabetes.

Además, el 81 por ciento piensa que el profesorado debería estar mejor informado, el 67 por ciento ve necesaria la disponibilidad de un profesional de enfermería durante las horas de colegio y el 54 por ciento considera la disponibilidad de una alimentación saludable fundamental para un buen control de la diabetes. En esta misma línea, otro estudio realizado por la Fundación para la Diabetes ponía de manifiesto que hasta el 44 por ciento de los padres de niños con diabetes se ven obligados a modificar su actividad laboral para cuidar a sus hijos, un porcentaje que alcanza el 60 por ciento en el caso de los niños menores de 10 años. Asimismo, el 16 por ciento de los niños ha cambiado la pauta de insulina prescrita por su médico y en el 12 por ciento de las situaciones, el niño ha tenido que cambiar de colegio cuando los padres han informado de la enfermedad.

Fuente consultadas:
- Fundación para la Diabetes

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com