Original tarjeta de Navidad con un reno en 3D. Manualidades con niños

Tarjeta navideña con reno hecha a mano para felicitar las fiestas a familiares y amigos

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

Los christmas o tarjetas de Navidad son postales que se envían tradicionalmente por correo a nuestros familiares y amigos, y que sirven para felicitar las fiestas y hacerles llegar nuestros mejores deseos durante estas fechas tan señaladas.

Para ello, puedes comprar una felicitación navideña en cualquier papelería o supermercado, ¡pero también la podéis hacer en familia! 

Materiales:

  • papel de seda rojo
  • pegamento en barra
  • pistola de silicona caliente
  • rotulador marrón
  • ojos de plástico
  • cascabel
  • cartulina marrón, blanca y negra
  • lápiz y tijeras
  • regla y compás

Hacer una dedicatoria navideña casera junto a tus hijos es una actividad muy divertida y emotiva que podréis llevar a cabo durante las vacaciones escolares. De esta forma, pasaréis tiempo juntos y les mantendrás entretenidos realizando una bonita manualidad.

En Guiainfantil.com te proponemos esta original tarjeta de Navidad con un reno en 3D. 

El paso a paso de tarjeta de Navidad con un reno en 3D

Esta postal navideña es muy vistosa, porque es tridimensional. Pero no te dejes engañar, porque en realidad es muy sencilla de hacer. Gracias al paso a paso tan fácil, puedes proponérsela a niños pequeños, aunque por supuesto, necesitarán cierta supervisión.

La tarjeta de Navidad más original: un reno en 3D

Solo tienes que seguir las instrucciones paso a paso. ¡Te lo contamos! 

1. Comienza recortando un rectángulo de 30 cm de largo por 15 cm de ancho en cartulina marrón; y un cuadrado de 13 cm de largo por 13 centímetros de ancho en cartulina blanca.

¿Estás pensando en enviar una felicitación navideña a la familia?

2. Para seguir con esta manualidad, recorta 3 círculos de cartulina marrón con las siguientes medidas: Un círculo grande con un radio de 5 cm, un círculo mediano con un radio de 3 cm y un círculo pequeño con un radio de 2 cm. Te recomendamos que utilices un compás para que todas las circunferencias queden perfectas. También necesitas recortar una tira de 15 cm de largo por 1 cm de ancho para enrollarla y formar un pequeño rollo.

Paso a paso de esta postal navideña de un reno

3. Dobla la cartulina marrón por la mitad, y deja el lado doblado en la parte de arriba para que la postal se abra por abajo. Pega el cuadrado de cartulina blanca en la parte frontal de la tarjeta asegurándote de que queda centrado, y a continuación, pega el círculo grande de cartulina marrón en el centro. Este es el cuerpo del reno más navideño. Dibuja las patas y la cola a mano alzada con el rotulador marrón.

Ideas de manualidades con niños divertidas

4. Para hacer la cabecita del reno, pega el círculo pequeño en la parte inferior del círculo mediano. Dibuja los cuernos de tu reno en 3D a mano alzada en cartulina negra; recorta y pega las astas arriba, por la parte de atrás.

5. Dibuja las orejitas a mano alzada en cartulina marrón; recorta y pega las orejitas al lado de las astas, por la parte de delante.

Así tiene que quedar la cabeza de tu reno en 3D

6. A continuación, pega los ojos. Recorta un trocito de papel seda rojo, forma una bolita y pégala en el centro para hacer la nariz. Dibuja la boca con el rotulador marrón y repasa el borde de las orejitas.

7. ¿Recuerdas el rollito de cartulina marrón? Pégalo en el centro del cuerpo del reno con la pistola de silicona caliente, y después pega la cabeza que acabas de hacer de la misma manera. ¡Así conseguirás el efecto 3D!

Crea con tus hijos la tarjeta de Navidad más bonita

8. Para finalizar la decoración, pega el cascabel con la pistola de silicona caliente. A partir de aquí, puedes echar tu imaginación a volar y dibujar alrededor del reno todo lo que tú quieras: un paisaje nevado, un árbol de Navidad, otros renos, a Papá Noel... ¡Cualquier cosa que se le ocurra a tus hijos!

9. Por último, ya puedes recortar otro cuadrado de 13 cm de largo por 13 cm de ancho en cartulina blanca para escribir un mensaje y pegarlo en el interior de vuestra postal de Navidad. Puedes poner frases más emotivas como: "La familia es el mejor regalo de la Navidad" o "En estas fechas tan mágicas te envío mis mejores deseos". Pero también puedes escoger dedicatorias más graciosas como: "Los renos de Papá Noel y yo te deseamos una Feliz Navidad" o "Con una gamba y un mejillón te regalo un besucón. Con un percebe y mi amistad la feliz Navidad, y con mi cariño que vale un 'huevo', el Feliz Año Nuevo". 

El último paso para esta postal de Navidad tan bonita

¡Y ya tienes lista esta original tarjeta de Navidad con tu reno 3D! ¿Has hecho a Rudolph o a otro de los renos de Santa Claus? En lugar de un reno, puedes hacer otros personajes de la Navidad como un muñeco de nieve o un Papá Noel gordinflón. 

Envía las postales navideñas a familiares y amigos

Lo mejor de las felicitaciones navideñas es que después de hacerlas vosotros mismos a mano las podéis enviar a vuestros seres queridos. Aunque para los adultos enviar cartas sea una experiencia tediosa y algo pasada de moda, para los niños es un plan muy innovador y emocionante. En pleno siglo XXI, poca gente sigue utilizando el correo postal, por lo que ir a un buzón y echar una carta puede resultar un plan muy divertido para los niños. 

Por eso, en Guiainfantil.com te sugerimos que involucres a tu hijo en toda la experiencia de creación de las tarjetas de Navidad: desde el diseño pasando por la fabricación casera hasta la compra del sello, la excursión al buzón o a Correos y el gestor de echar la carta. Se la podéis enviar a cualquier familiar (abuelos, tíos, primos, hermanos...) o a algún amigo. 

¡Que no se os olvide el sobre! Podéis comprarlo ya hecho o fabricarlo vosotros mismos, no es muy complicado.

Puedes aprovechar esta actividad para explicarle a tu hijo todo el proceso relacionado con el correo postal. Háblale sobre el trabajo de los carteros, que puede que no conozca, y cuéntale cómo viajan las cartas en camiones o barcos hasta que llegan a su destino. A tu hijo le hará mucha ilusión saber que la tarjeta que vosotros mismos habéis creado ha viajado tanto antes de llegarle a su abuelo, tío o amigo. 

Aunque resulte más fácil hacer una foto al christmas y enviarlo como una foto de WhatsApp con dedicatoria, te proponemos que recuperes y hagas partícipe a tu hijo de una tradición tan bonita que se está perdiendo poco a poco: enviar cartas por correo postal.