Vacaciones de Semana Santa según la edad de los niños

Planifica tus vacaciones en función de la edad de tus hijos

Salir de vacaciones con los niños puede ser toda una aventura. Para que todo salga bien y todos lo pasemos fenomenal, tanto padres como hijos, es importante pensar y planificar todos los detalles con antelación. Elegir el destino donde los niños puedan disfrutar de estas merecidas vacaciones depende de su edad. Mientras algunas alternativas y actividades son válidas para los más pequeños, otras son más aconsejables cuando tenemos niños mayores.

¿Qué edad tienen tus hijos? Planifica las vacaciones en familia

Vacaciones con los niños

Los niños también necesitan huir de la rutina y divertirse cambiando de lugar y de ambiente. En función de los gustos familiares y de la edad de los niños, podemos seleccionar el tipo de vacaciones que mejor se adapte a cada familia:

Vacaciones con bebés de 0-3 años: cuando hay bebés en casa conviene elegir destinos de playa o montaña, con alojamientos en casas rurales o campings. El contacto con la naturaleza es ideal para los bebés y los niños muy pequeños. Los padres también podrán desenvolverse mejor con ellos en amplios espacios preparados para jugar sin riesgos o con actividades al aire libre. Los trayectos en coche o en tren deben ser cortos o con paradas frecuentes para que muevan las piernas y se mantengan hidratados en todo momento.

Vacaciones con niños de 3-6 años: a partir de esta edad, los niños ya pueden empezar a disfrutar de los parques temáticos (Port aventura, en Salou (Tarragona); Isla mágica, en Sevilla; Terra Mítica, en Benidorm; Warner Bros Park, en Madrid) y de sus áreas dedicadas a los más pequeños donde tienen la diversión asegurada. Cuentan con la ventaja de que padres y hermanos más mayores también podrán disfrutar de la variada oferta de atracciones, que ofrecen los parques temáticos. Los destinos de playa y montaña siguen siendo los más recomendables y constituyen una buena alternativa para desfogarse en esgtos días de vacaciones. Los viajes pueden ser algo más largos de 4 o 5 horas. Para evitar el cansancio, conviene parar cada hora y media para ir al baño, estirar las piernas y beber o comer algo ligero. Los trenes rápidos y el avión son opciones cómodas y más entretenidas para los niños que el coche.

Vacaciones con niños de 6-8 años: conviene aprovechar que los niños a esta edad ya tienen afianzado su sistema psicomotriz para fomentar su gusto por el deporte. Los torneos de padel, fútbol, natación o baloncesto harán las delicias de los niños y de los padres. Aprovecha tu destino de vacaciones para realizar deportes al aire libre y excursiones en bicicleta con tus hijos. Si dispones de pocos días de vacaciones, evita recorrer distancias largas por carretera.

Vacaciones con niños de 8-12 años: una idea interesante a esta edad es invitar a algún amigo de tu hijo a disfrutar de las vacaciones con vosotros. Más adelante, podréis juntar a varios niños de las mismas edades para planificar actividades conjuntas. Aprovecha su madurez para que se interesen por los viajes culturales. La visita a una ciudad de interés histórico-artístico, donde puedas alternar museos o monumentos con actividades de su interés como una comida en uno de sus restaurantes favoritos, una vuelta en un circuito de kart o un par de horas en una pista de patinaje, les motivará aún más. En tren, los niños ya pueden aguantar trayectos más largos. Escoge el avión para viajes más cómodos.

¿Debemos mantener la rutina durante las vacaciones?

Aunque para los padres, el objetivo de las vacaciones es alejarnos de la rutina y del estrés, con los niños debemos seguir respetando su rutinas de alimentación y sueño para que no se pongan nerviosos porque ellos necesitan mantener sus hábitos cotidianos, aunque estén fuera de casa. Para que todo vaya bien y pasemos unas vacaciones tranquilas, intenta dentro de lo posible adaptaros a los horarios y a las necesidades infantiles para evitar pataletas, llantos y cansancio.

Marisol Nuevo.