El peligro y los riesgos de dar frutos secos a los niños pequeños

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Hay épocas del año, como el otoño y la Navidad, que saben a castañas, a nueces... ¡Son tan buenos! El interés por estos frutos secos aumenta principalmente en las escuelas y guarderías de algunos países donde se celebran, como todos los años, la fiesta de las castañas, ocasión en que los niños aprenden a conocer estos alimentos. A los niños les encantan los frutos secos, pero infelizmente son pocos los padres y educadores que aún desconocen el riesgo de atragantamiento y asfixia que representa para los pequeños comer estos frutos.

Los niños menores de cinco años no deberían comer frutos secos. Sus muelas no tienen todavía capacidad para triturar adecuadamente a las castañas, cacahuetes, nueces, almendras, etc. En consecuencia, existe el riesgo de que estos productos sean aspirados por el pulmón del pequeño, desde la boca hasta las vías respiratorias, en lugar de pasar por la vía digestiva, obstruyendo a la vía aérea del niño y produciendo una asfixia inmediata con infección de una o varias zonas del pulmón. El niño empezará a toser, a presentar síntomas de sofocación, cuadro que puede conducirlo a la muerte.

Riesgos de los frutos secos para los niños

niño coge frutos secos

Las almendras, los cacahuetes o las aceitunas son uno de los aperitivos más demandados por los padres. Involuntariamente los niños aprenden a comer lo mismo. En este caso, si tienes a niños pequeños en casa, lo ideal sería que cambiase tu aperitivo para patatas fritas, canapés o embutidos. Los médicos dicen que en esta época del año, aumentan los atendimientos en los ambulatorios de casos muy graves de niños con frutos secos dentro de los bronquios y en el pulmón.

Frutos secos para niños pequeños, solo los triturados y molidos. Jamás enteros. En todo caso, si te has despistado y notas que después de comer una castaña tu hijo empieza a toser, a respirar mal y que su carita y labios se ponen de color morado, llévelo inmediatamente a urgencias y a la vez reaccione recurriendo a algunas técnicas de primeros auxilios.

Realice golpes fuertes en la espalda de tu hijo para provocar la tos y posterior expulsión de la castaña. Si eso no da resultados, intente comprimir con fuerza el estómago del niño, abrazándolo por detrás.

Alergia de los niños a los frutos secos

Aparte del riesgo de atragantamiento, existe también el de las alergias. Los alergólogos señalan que es importante evitar los frutos secos antes de los 3 años de edad. Aunque parece algo inofensivo, lo que mucha gente desconoce es que la alergia a frutos secos es una de las más peligrosas y persistentes y que el mayor consumo de dulces elaborados con frutos secos, hace aumentar el número de reacciones alérgicas entre la población infantil, especialmente en Navidad.

Las reacciones y los primeros síntomas que pueden desarrollarse en niños con alergia a los frutos secos después de su ingesta incluyen urticaria, angioedema, asma, rinitis, conjuntivitis, síntomas digestivos o reacciones de anafilaxia. En algunos casos, si no se actúa a tiempo con medicación, las consecuencias pueden llegar a ser fatales. Así que muchísimo cuidado con lo que comen los niños pequeños.