Aumenta la alergia infantil a los frutos secos en Navidad

Por qué no es recomendable dar frutos secos a los niños menores de 3 años

Marisol Nuevo

Los casos de alergia a los alimentos se ha duplicado en los últimos diez años y actualmente afecta al 5 por ciento de la población infantil y al 8 por ciento de los adultos.

La llegada de la Navidad es un momento propicio para tomar medidas preventivas contra las alergias alimentarias ya que buena parte de estas reacciones están provocadas por los frutos secos, un ingrediente que no falta en la mayoría de los dulces navideños.

Niños menores de 3 años no deberían probar los frutos secos

bebés no deberían probar frutos secos

Así, los alergólogos pediátricos señalan que es importante evitar los frutos secos antes de los 3 años. Sin embargo, muchos niños alérgicos prueban estos alimentos coincidiendo con las fiestas de Navidad y debutan en esta época del año con reacciones al probar dulces con frutos secos.

Aunque parece algo inofensivo, lo que mucha gente desconoce es que la alergia a frutos secos es una de las más peligrosas y persistentes y que el mayor consumo de dulces elaborados con frutos secos en estas fechas, hace aumentar el número de reacciones alérgicas entre la población infantil durante las Navidades.

Las reacciones que pueden desarrollarse en niños con alergia a los frutos secos después de su ingesta incluyen urticaria, angioedema, asma, rinitis, conjuntivitis, síntomas digestivos o reacciones de anafilaxia. En algunos casos, si no se actúa a tiempo con medicación de rescate, las consecuencias pueden llegar a ser fatales.

Según los resultados del estudio "EuroPrevall" sobre las alergias alimentarias, el 35 por ciento de los casos está provocado por las frutas frescas, el 22 por ciento por los frutos secos, el 14 por ciento por las verduras y el 8 por ciento por el cacahuete. Por este motivo, la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP) advierte que el mayor consumo de dulces elaborados con frutos secos, como los polvorones, el mazapán, las pastas y los turrones, hace aumentar el número de reacciones alérgicas entre la población infantil durante las Navidades.

Alergia a los frutos secos en Navidad

Según diferentes estudios del 3 al 8 por ciento de la población infantil es alérgica a algún alimento, un porcentaje que se incrementa cada año. Durante la época navideña son más frecuentes las comidas o degustaciones fuera de casa, así como el consumo de dulces, aperitivos, platos y salsas cuyos ingredientes incluyen estos potenciales alérgenos, por lo que los alergólogos pediátricos aconsejan que, si ya hay un diagnóstico de alergia alimentaria, conviene extremar la vigilancia sobre la composición de los alimentos que se les da a probar a los niños.

Por otra parte, los niños con intolerancia al huevo o a la leche tienen más predisposición a padecer otras alergias alimentarias. Si nunca han probado los frutos secos, los expertos recomiendan que empiecen a ingerirlos en pequeñas cantidades, preferiblemente de forma triturada, y a ser posible a mediodía para poder observar los posibles efectos, pues los síntomas pueden aparecer de forma inmediata.

No obstante, para estar seguros, antes de dar a probar a un niño un alimento en casa, conviene realizar un diagnóstico en una consulta especializada en alergología pediátrica: la mejor prueba para diagnosticar o descartar una alergia alimentaria es un test controlado de provocación con el alimento.

La nuez, el fruto seco más alérgico

Según datos publicados en el Estudio Pronuts y ofrecidos en el ultimo Congreso de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), las nueces son el fruto seco que más alergia da a los pequeños españoles y que se asocia a reacciones más severas. En otros países, como Estados Unidos, son los cacahuetes los que provocan más alergia en los menores.

Entre 2005 y 2014 las visitas a urgencias por este motivo se incrementaron un 214%, sobre todo en bebés y en niños más pequeños (entre los 0 y los 2 años), y el alimento causante en la mayoría de los casos fueron los frutos secos, según la SEICAP.