11 Letras y vídeos de canciones para jugar con el bebé en el regazo

Vídeos y letras de canciones infantiles, perfectas para animar, disfrutar y jugar junto a tu bebé sentadito sobre tus piernas

Vilma Medina
Vilma Medina Periodista, MA

Los juegos de regazo ya los utilizaban nuestras las abuelas de nuestras abuelas con sus bebés para, quizás sin saberlo, afianzar el vínculo con su hijo, para establecer una comunicación personal con el pequeño, para estimular la interacción con su bebé o para potenciar el contacto visual y el aprendizaje del niño a través de estas canciones y juegos. También, puede que la razón fuera simplemente, para pasar un buen rato y hacer reír al bebé.

11 canciones cortas de regazo para bebés - Con letras y vídeos

Canciones de regazo para bebés

Las canciones para jugar con el bebé en el regazo, no son otras que las melodías tradicionales que, con ligeras variaciones en la letra, son utilizadas por los padres en muchos países del mundo mientras mecen, balancean o hacen cosquillas al niño.

Poner al bebé en el regazo es un acto muy normal que los padres hacemos a diario con sus bebés por múltiples razones: para darles de comer, para leerles un cuento, para hablar con ellos o para sujetarles si aun no saben andar. Además, podemos sentar a los niños en nuestro regazo para jugar y cantar.

1 - Palmas palmitas
El niño se sienta en nuestro regazo mirando hacia nosotros o también podemos ponerle en sentido contrario. Le agarramos de la manitas y le ayudamos a aplaudir.

Poco a poco, intentaremos que él solito aplauda. Al final de la canción de Palmas Palmitas, podemos hacer unas cosquillas en la barriguita del bebé, la próxima vez que le cantes la canción, esperará con una sonrisa, el momento de las cosquillas.

Palmas, palmitas,
higos y castañitas,
azúcar y turrón 
para mi niño/a son.

Palmas, palmitas,
que viene papá/mamá
palmas palmitas
que luego vendrá

Palmas, palmitas,
que viene papá/mamá
palmas palmitas
que en casa ya está

2 - Aserrín, Aserrán
Se trata de una de las canciones preferidas de los niños. Para jugar con Aserrín Aserrán, ponemos al bebé en nuestro regazo mirando hacia nosotros, le agarramos de las manitas y vamos meciéndolo hacia delante y hacia atrás mientras entonamos esta canción. Según el bebé vaya haciéndose mayor, el balanceo también puede ser más exagerado. A los niños les encanta casi ponerse boca abajo.

Aserrín, aserrán,
los maderos de San Juan,
piden pan no le dan,
piden queso lo dan un hueso,
piden vino si le dan,
se marean y se van.

3 - La canción de las manitas
Para jugar con la canción de las manitas, sentamos al bebé en nuestras rodillas podemos ponerle tanto mirando hacia dónde estamos nosotros, como al lado contrario, y ponemos nuestras manos al alcance de su vista mientras hacemos lo que indica la canción. Poco a poco, también podrá repetir los gestos.

Saco una manita la hago bailar,
La cierro, la abro y la vuelvo a guardar
Saco otra manita la hago bailar,
La cierro, la abro y la vuelvo a guardar
Saco las dos manitas las hago bailar,
Las cierro, las abro y las vuelvo a guardar.

4 - A la sillita de la reina
Dos adultos o niños mayores cruzan sus brazos y se agarran de las manos para formar una silla. Se agachan y un niño se sienta y se agarra por los cuellos de los porteadores que lo pasean de un lado a otro cantando:

A la sillita de la reina
que nunca se peina.
Un día se peinó,
cuatro pelos se quitó
uno, dos, tres, cuatro...

5 - A mi burro
Con esta divertida canción de A mi burro, tu bebé puede aprender algunas partes del cuerpo humano como la cabeza, las orejas, las rodillas... Sienta al bebé en tu regazo frente a ti. Cógele por sus manos y señala las partes del cuerpo que vayan hablando en la letra.

A mi burro, a mi burro
le duele la cabeza
y el médico le ha dado
una gorrita gruesa
una gorrita gruesa
mi burro enfermo está
mi burro enfermo está

A mi burro, a mi burro
le duelen las orejas
y el medico le ha dado
un jarro de cerveza
un jarro de cerveza
mi burro enfermo está
mi burro enfermo está

A mi burro, a mi burro
le duele la garganta
y el médico le ha dado
una bufanda blanca
una bufanda blanca
mi burro enfermo está
mi burro enfermo está

A mi burro, a mi burro
le duele el corazón
y el médico le ha dado
gotitas de limón
gotitas de limón
mi burro enfermo está
mi burro enfermo está

A mi burro, a mi burro
le duelen las rodillas
y el médico le ha dado
un frasco de pastillas
un frasco de pastillas
mi burro enfermo está
mi burro enfermo está

6 - La canción del caballito
Con el bebé o el niño en nuestras rodillas y mirándonos a la cara, comenzamos a cantar la canción mientras elevamos las piernas arriba y abajo con cuidado. Según digamos al paso, al trote o al galope, movemos las piernas con más velocidad. El bebé querrá repetir una y otra vez la canción del caballito, y además puede ir aprendiendo la diferencia entre despacio y rápido.

(Nombre del bebé) va a París, en un caballito gris,
al paso,... (se hace ruidos de paso y se mueve al bebé de una pierna a la otra)
al trote,... (se hace ruidos parecido a un trote y se mueve al bebé en movimientos muy cortitos de arriba abajo)
y ahora....al galope, galope, galope… (se hace ruidos parecidos a un galope y hace saltar al bebé)

7 - Cinco lobitos
Para disfrutar de la canción de los Cinco Lobitos, sentamos al bebé en el regazo mirando hacia nosotros y movemos la mano a un lado y a otro mientras cantamos esta canción.

Cinco lobitos
tiene la loba,
cinco lobitos, 
detrás de la escoba.
Cinco parió,
cinco críó,
y a los cinco, 
a los cinco 
tetita les dió.

8 - Piripi, gallo
Para disfrutar de esta divertida canción se debe sentar al bebé en las rodillas de papá o de mamá, sujetarle por las manos mientras mueve las piernas para hacer cabalgar al bebé al sonido de la canción. Cuando se dice la palabra Espuelas, se da un ligero golpe con los talones.

Piripi, gallo,
monta a caballo
con las espuelas
de mi tocayo.

9 - Este dedito fue a por leña
Con esta curiosa canción popular Este dedito fue a por leña, podemos enseñar los cinco dedos al bebé. Cuando él esté en el regazo abriremos su manita, y siguiendo la canción, le tocamos los diferentes dedos empezando por el meñique. Al final, nos llevamos su dedo pulgar a nuestra boca simulando que nos lo comemos. Un buen momento para reírse con el pequeño.

Este dedito fue a por leña (toca el dedo meñique)
Este lo ayudó (toca el dedo anular)
Este encontró un huevo (toca el dedo corazón)
Este lo frio (toca el dedo índice)
Y este, que es el más gordito,
¡Se lo comió! (hazle cosquillas por todo el cuerpo)

canción de regazo para bebés. EL barquito chiquitito

10 - El barquito chiquitito
Para disfrutar de esta creativa canción solo tienes que sentar a tu bebé en el suelo o en tu regazo frente a ti, sujetando bien su cuello y cabeza. Cógele las manos y simula el movimiento de un barco mientras cantas la canción. Cambia el ritmo y la velocidad del movimiento para que el juego sea mucho más divertido.

Había una vez un barquito chiquitito
Había una vez un barquito chiquitito
Que no sabía, que no sabía
Que no sabía navegar.

Había una vez un barco chiquitito
Había una vez un barco chiquitito
Que no podía, que no podía
Que no podía navegar

Pasaron una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete semanas
Pasaron una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete semanas
Y el barquito que no podía, que no podía navegar

11. La lechuza
No solo es una canción para jugar en el regazo como también a la hora de dormir del bebé. Habla de una lechuza que invita a que hagamos silencio con ¡SHH! Con ella, puedes jugar con tu bebé para que relaje en tu regazo. Y poner el dedo en la boca y hacer SHH... Seguro que él intentará repetir tu movimiento.

La lechuza, la lechuza
Hace SHH, hace SHH
Todos calladitos, como la lechuza
Que hace SHH, que hace SHH

Puedes leer más artículos similares a 11 Letras y vídeos de canciones para jugar con el bebé en el regazo, en la categoría de Canciones infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: