Las ventajas de los grupos de apoyo para embarazadas

Viviana MarínRedactora de GuiaInfantil.com

En mi pequeño grupo de amigas, hay dos embarazadas y ambas son primerizas. Hace 5 años yo también participé en un grupo, y recuerdo muchas cosas al escucharlas hablar. Una de ellas es que es genial encontrarse con otras embarazadas, mujeres que, como uno, tienen esa ilusión pero que también viven atropelladas por sensaciones nuevas, cambios corporales y emociones fluctuantes. En ese estado, somos mujeres en constante expectativa, en la dulce espera, como lo suelen llamar.

Reunirse con otras embarazadas es ideal

Grupoembarazadas

El de mis amigas en particular es un “costurero”. Los costureros surgieron en Colombia como versión femenina de las tertulias que tenían los hombres de antaño, y se han ido transformando con el tiempo en grupos de mujeres con intereses en común, compañeras del colegio, de la universidad, o simplemente amigas.

El grupo al que ellas asisten le llaman “costurero” porque además de darles charlas, talleres y estimulación temprana para el bebé, es un espacio en el que ellas pueden sentirse en la libertad de contarse lo que les está pasando, entre risas, timidez y complicidad, mirar como cada una va llegando más barrigoncita y, mientras les notifican que una de ellas ya tuvo bebé, por la puerta va entrando una nueva a la que ni siquiera se le nota la barriga. Porque esta es otra condición del costurero, las mujeres van llegando, a la demanda.

Pero obvio que no es el único. Hay infinidades de grupos al que apuntarse una embarazada. Solo tienen que buscarlos:

1. Hay grupos de embarazadas que se forman directamente en los centros médicos, ;

2. Grupos convocados por las iglesias

3. Grupos en centros de yoga

4. Grupos de marcas de pañales y otros productos para bebés

5. Grupos creados por especialistas y conferencistas

6. Grupos formados en los centros comerciales

7. Grupos formados por mamás que comienzan a invitar a otras por el deseo de reunirse, entonces organizan meriendas o talleres entre todas.

8. Grupos de apoyo para embarazadas en situaciones especiales como embarazo adolescente, embarazos de alto riesgo o que están esperando tras tener alguna pérdida.

Hay grupos de cobro, con donación voluntaria, y gratuitos. Los hay virtuales también, pero recomiendo los grupos presenciales. El sólo hecho de poder estar frente a frente con mujeres que a la larga pueden convertirse en tus amigas, crea unos lazos importantes y una sincera solidaridad. Se comparten referencias de obstetras, de pediatras, de expertos en lactancia, pero lo más importante es que se acompañan de manera genuina. Recuerdo muy bien que yo miraba las barrigas de mis compañeras de clase de estimulación temprana y les echaba la bendición mentalmente, una por una. Quería que en todo les fuera muy bien. Daba la ronda de la bendición mental y quedaba en paz. Feliz de haber enviado amor a los bebecitos de mis amigas de turno, de mis colegas, las otras mamás.

Hoy te envío este mensaje si estás embarazada, júntate con otras a recibir clase, a hacer yoga prenatal, cualquier cosa pero ¡no te lo pierdas! Tener amigas embarazadas estando en embarazo es lo máximo. De ellas nunca recibirás invitaciones para quedarte viendo como otros toman vino, ni tomarán café delante de ti, jamás hablarán del delicioso sushi que se acaban de comer. Se pueden reír juntas de tanta cosa que le pasa a uno embarazado y serán horas que parecerán minutos, y luego recordarás con una nostalgia infinita que, esa espera, esa dulce, a veces tormentosa, pero hermosa y única espera, la viviste en compañía de otras valientes como tú.