Juguetes seguros para los niños

Regala juguetes seguros a tus hijos

¿Cómo puedo saber si estoy comprando un juguete seguro y que cumple las normas establecidas? Ésta es una pregunta que se hacen la mayoría de los padres cuando acuden a una tienda para comprar un regalo a su hijo. Las asociaciones que defienden los intereses de los consumidores advierten a todas las personas de que tengan mucho cuidado durante las compras, sobre todo durante las Navidades.

¿Cómo comprar un juguete seguro?

A la hora de comprar y regalar un juguete, es aconsejable seguir algunas pautas:

- Presta atención a las etiquetas que presentan los juguetes. Obligatoriamente, tienen que llevar: la marca "CE", que significa que el producto cumple con las normas de seguridad de la Comunidad Europea; el nombre y la marca del producto; la razón social y la dirección del fabricante o importador; las instrucciones y advertencias de uso; y, en caso de tratarse de juguetes eléctrico, se debe especificar su potencias máxima, la tensión de alimentación que precisan y su consumo energético.

- Consulta la etiqueta. Infórmate sobre la edad para la cual está aconsejado el uso del juguete. 

- Comprueba su calidad. Si compras una muñeca, un peluche o un juguete parecido, comprueba que los ojos, las orejas, etc. estén bien cosidos o pegados, sin que haya peligro de que se desprendan.

Niño jugando con su madre

- Advertencias. Si compras cometas u otros juguetes voladores, que lleve una advertencia de que no debe ser utilizado cerca de las líneas eléctricas, o si compras juguetes náuticos, que haya consejos de que se puede utilizar en el agua, y siempre bajo la supervisión de un adulto. Y juegos con experiencias químicas, dirigidas a mayores de 10 años, deben contener advertencia de que contienen sustancias peligrosas.

- Presta atención a las instrucciones y advertencias de los cargadores de baterías. Algunos carecen de mecanismos para prevenir el recalentamiento, y las pilas también pueden ser la causa de graves accidentes.

- Enchufe de seguridad. Los juguetes que utilizan corriente eléctrica deben tener un enchufe de seguridad.

- Evita juguetes que tengan bordes afilados, cortantes o en punta, principalmente para los niños menores de ocho años.

- Sujección. Observa que el "pito" de los juguetes de goma que suenan no pueda desprenderse y ser tragado. Debe estar fabricado todo en una sola pieza.

- Precauciones. Ten cuidado con los juguetes que se parecen a comida de verdad. Los niños pueden intentar comérselos.

- Evita accidentes. Para los niños menores de seis años, evita juguetes que contengan piezas pequeñas. El juguete debe ser los suficientemente grande para que no pueda ser tragado.

- Materiales irrompibles. Los juguetes para bebés deben estar fabricados con materiales que no se rompan. Además deben evitarse aquellos que estén pintados o barnizados.

- Seguridad en movimiento. Los juguetes sobre ruedas, patinetes o patines, siempre deben utilizarse acompañados de un casco y un equipo de seguridad adecuado al tamaño del pequeño.

- Proyectiles. Los juguetes con proyectiles no están indicados para los niños pequeños. El uso inadecuado de esos juguetes podría causar serias lesiones en los ojos del niño.

- Pilas y baterías. La tarea de cargar las baterías de un juguete debe ser siempre supervisada por un adulto. No permita que su hijo pequeño maneje pilas o adaptadores.

- Cuidado con el embalaje. Una vez se abran los regalos, desecha todas las envolturas plásticas para evitar que se conviertan en artículos dañinos para jugar.

Fuentes consultadas:
- Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC)
- Fundación Eroski
- Consumer 
- Proyecto Juguete seguro