La metáfora del móvil para entender mejor el cerebro del adolescente

Pautas para comprender mejor los cambios de la adolescencia y mejorar la relación con tu hijo adolescente

Marcela Antonacci
Revisado por Rafa Guerrero, Psicoterapeuta - Doctor en Educación, el

La temida adolescencia, esa edad por la que todos pasamos y que, sin embargo, con el tiempo queda en el olvido. Sin embargo, una de las cosas que más asusta a los padres es que sus hijos lleguen a esta edad asociada, inevitablemente, a la rebeldía y al mal carácter. ¿Cómo comprender a nuestros hijos adolescentes? A veces parece misión imposible, ¿verdad? Al respecto de este tema, le consultamos al psicólogo y doctor en educación Rafa Guerrero, quien nos explica la fantástica metáfora del móvil para entender mejor el cerebro del adolescente. ¡Te será muy útil!

Cómo adaptarse a los cambios que trae consigo la adolescencia

¿Cómo adaptarse a los cambios que trae la adolescencia?

'La etapa adolescente implica grandes cambios', asegura el psicólogo. De acuerdo a sus palabras, los adolescentes son los grandes incomprendidos de esta sociedad, ya que, aunque ya no son niños, tampoco llegan a ser adultos, pueden comportarse de una forma o de otra y eso hace que ni ellos mismos entiendan exactamente qué son, es decir, en qué etapa de la vida se encuentran. 'Esta etapa de la vida, por la que todos hemos pasado,es un auténtico tsunami emocional", afirma Rafa Guerrero. También hay que tener en cuenta que ningún adolescente es igual a otro. Pueden tener ciertas similitudes, pero cada uno es único e irrepetible.

Es importante para los padres saber cómo hacer atribuciones correctas, es decir, que cuando pasa algo, no siempre debemos culpar a los adolescentes. Hay que ponernos en perspectiva para conocer qué es lo que hemos hecho nosotros para saber hasta qué punto el joven está comprometido.

Por otro lado, también es imprescindible saber cómo ajustar expectativas realistas así como objetivos alcanzables. De nada servirá pensar que tu hijo es capaz de hacer algo que en realidad no puede lograr.

[Leer más: El papel de los padres ante los cambios emocionales de la adolescencia]

Metáfora del móvil para comprender el comportamiento de nuestro hijo adolescente

Metáfora del móvil para comprender el comportamiento de nuestro hijo adolescente

Para entender mejor el cerebro de un adolescente, Rafa Guerrero nos recomienda que prestemos atención a la metáfora del móvil. Cuando recibimos una notificación en nuestro celular avisándonos de que hay una nueva actualización del sistema operativo, al aceptarla, el teléfono queda prácticamente inservible, pues no se puede utilizar para nada hasta que el programa termine de descargarse e instalarse. Algo similar sucede en la etapa donde nuestros hijos pasan por la adolescencia, pues desde todos los aspectos ya sea hormonal, biológico y psicológico, es como si un nuevo sistema operativo estuviera instalándose y actualizándose en su mente.

Todo esto no es tan solo algo negativo sino que también el cerebro, luego de esta 'actualización' por así decirlo, está más completo y el tránsito a la adultez se le facilita en un 100 por ciento, ya que sus ideas estarán más claras y tendrán la capacidad de enfocarse en aquello que desean lograr de manera mucho más simple.

[Leer más: Cómo cambia el cerebro de los niños al acercarse a la adolescencia]

¿Cómo es el cerebro del adolescente?

¿Cómo es el cerebro del adolescente?

El cerebro de un joven adolescente se caracteriza por estar plagado de emociones que muchas veces chocan entre sí... De ahí que muchas veces no sepamos comprender por qué un día nuestros hijos se comportan de una manera y al día siguiente hacen todo lo contrario.

El adolescente promedio tiene tres necesidades básicas:

- La necesidad de ser visto, sobre todo por sus iguales (amigos).
- La necesidad de pertenencia a un grupo, especialmente al de sus amigos, ya que los adolescentes necesitan 'desconectarse' del grupo familiar primario (mamá y papá).
- La necesidad de ser autónomo.

Por estas razones, es importante que nosotros, como padres, aprendamos a separarnos tanto física como emocionalmente de nuestros hijos, y que sepamos que, por un tiempo, vamos a quedar en segundo plano aunque nunca van a dejar de necesitarnos.

Además, la etapa adolescente se caracteriza por presentar cambios de humor constantes. Los adolescentes suelen ser muy impulsivos y es habitual que realicen todo tipo de acciones que podemos considerar como desafiantes. La más común es cuestionar todo lo que sus padres hacen y tener siempre a mano frases similares a 'tú no sabes nada, yo ya sé cómo se hace', aunque luego se tropiecen con la misma piedra cientos de veces. Los adolescentes ponen nuestra paciencia al límite, pero debemos saber comprenderlos aunque tampoco es sano dejar que hagan lo que quieren. Siempre es necesario poner límites para evitar problemas graves en un futuro.

Puedes leer más artículos similares a La metáfora del móvil para entender mejor el cerebro del adolescente, en la categoría de Cambios psicológicos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: