Cómo tratar los piojos cuando la madre está dando el pecho

La gran duda es si puede afectar el tratamiento contra los piojos a la leche y, por tanto, al bebé

Andrea Cardozo

Es común ver que los niños, sobre todo los que asisten a la escuela o al jardín de infancia, en algún momento presenten pediculosis, es decir, que estén infectados por piojos. Las madres se asustan porque pueden contagiarlo al resto de la familia, pero sobre todo se preocupan si en la casa hay madres que están dando el pecho. ¿Cómo hacer frente a este contagio? ¿Puede el tratamiento afectar a la leche materna y, por tanto, al bebé que la recibe?

Se puede contagiar de piojos durante la lactancia materna

piojos y dar el pecho

Estos pequeños animalitos (miden alrededor de 2,5mm), necesitan alimentarse de sangre humana varias veces al día, por lo que no son capaces de sobrevivir fuera del cuerpo humano más de dos días. Contrario a lo que muchas veces se cree, no vuelan ni saltan, pero sí se desplazan rápidamente de un cabello a otro cuando éstos están secos.

Tampoco son sinónimo de mala higiene, pues los piojos hembra prefieren el cabello limpio para depositar allí sus huevos, muy cerca del cuero cabelludo (a 3-4mm), junto a una sustancia insoluble al agua, similar a un pegamento de color gris gelatinoso. Al estar cerca del calor humano y la humedad, se facilita su incubación.

El síntoma más frecuente es el prurito en el cuero cabelludo, detrás de las orejas, en la nuca y la coronilla, pero puede tardar de 4 a 6 semanas desde la llegada del primer invasor. También puede generar dolor de cabeza, malestar e irritabilidad.

Se contagian fácilmente, mediante el contacto directo entre las personas, por tanto, quienes están alrededor de una persona que tenga liendres (larvas de piojo) o piojos adultos, probablemente, también los tenga. Muchas mamás con niños en edad escolar también se ven contaminadas. La alarma surge cuando en casa están el hermanito más pequeño y su mamita, que aún le da pecho. Siempre se piensa en un tratamiento natural, que sea inocuo para el organismo.

Tratamientos para los piojos en bebés y madres lactantes 

En niños menores de 2 meses (si el lactante también tiene piojos o liendres), no se recomienda la aplicación de ningún producto. Para ellos, solo queda la alternativa de eliminación manual, si tiene poco cabello, o la eliminación mecánica, en casos de cabellera más abundante.

El método mecánico consiste en el peinado con un peine especial, denominado lendrera, que tiene una separación muy estrecha entre sus dientes con la finalidad de extraer los piojos del cabello. El peinado debe realizarse, con el cabello húmedo, por unos 15 minutos y repetirse cada dos días por dos semanas. Este método también aplica en caso de personas con contraindicaciones a los tratamientos farmacológicos, por alergia o toxicidad (embarazadas).

Además de estos métodos, para la madre lactante, está disponible el tratamiento farmacológico. Aunque existe en el mercado una gran variedad de productos que ofrecen acción eficaz frente a los piojos, es importante que conozca que la permetrina es la sustancia de la que se conoce más información y estudios sobre su eficacia, por lo que se recomienda adquirir un producto que la contenga en una concentración del 1%. Presenta una escasa absorción sistémica y se considera sin riesgo durante la lactancia.

En ocasiones, esta sustancia está contenida en el producto, mezclada con otros componentes, generalmente con butóxido de piperonilo que, si bien potencia el efecto de la primera sustancia, se considera de riesgo 1 durante la lactancia. Aunque hay pocas probabilidades de que llegue a la leche, es mejor escoger un producto que solamente contenga permetrina y no esté combinada con otras sustancias.

Se recomienda una segunda aplicación del tratamiento de 7 a 10 días luego de la primera, ya que estos productos no son 100% ovicidas, es decir, que no eliminan la totalidad de los huevos o larvas durante la primera aplicación. También es recomendable que la madre mantenga el cabello recogido durante los días de tratamiento, para evitar que el bebé lo toque y esté en contacto con esta sustancia.

Como medida preventiva, es importante revisar el cabello de los niños con frecuencia y, si se detecta la presencia de piojos, aplicar tratamiento a todos en casa y avisar al lugar o institución a la que asista, para la revisión y tratamiento simultáneo de los niños.

Puedes leer más artículos similares a Cómo tratar los piojos cuando la madre está dando el pecho, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.