En qué consiste el Plan Padre para el destete del bebé

Consejos para aplicar el método del Plan Padre de destete

Sara Cañamero de León

La necesidad que tienen muchas madres de poder dormir tres horas seguidas, es lo que suele impulsarlas para buscar el destete nocturno de sus pequeños; esto ocurre porque a medida que nuestros bebés crecen, y están habituados a dormir al pecho de su madre, hace cada vez más incómodo el colecho (se mueven mucho, invaden todo el espacio).

Además llega un momento en su desarrollo en el que ya no maman por necesidad nutricional, sino por otras razones: buscan el contacto físico, la presencia de la madre, usan el pecho como transición para volver a conciliar el sueño en los cambios de ciclo... En Guiainfantil.com te explicamos cómo implementar el Plan Padre para poder realizar el destete nocturno de la manera más respetuosa posible.

Qué es el Plan Padre para destetar al bebé

Qué es el Plan Padre

Básicamente el Plan Padre va a consistir en que sea el padre, u otra persona de referencia, la que consuele y vuelva a acompañar y ayudar a dormir al bebé cuando éste se despierte. Dicho así, seguro que a más de una os resulta una hazaña imposible de conseguir, pero vamos a ir paso a paso: 

- Llegar a un acuerdo: es algo básico, y parece lógico. Pero es fundamental que ambas partes estén de acuerdo, y que sepan qué esperar, cómo actuar en cada momento.

- Estar plenamente convencida: el destete es una decisión importante en el desarrollo del bebé y en la relación de ambos. 

- Ser tolerante: esto va dirigido a la madre. Es importante que sepas que el papá de la criatura tiene sus maneras y formas de consolar a vuestro hijo, debes confiar en él. Y aunque el método no trata en absoluto de dejar llorar al bebé, sí que es verdad que seguramente tarde un poco más en consolarse.

- Antes de iniciarlo el padre debería de estar presente en la vida del hijo, intentar dormirle alguna vez, consolarle cuando algo vaya mal. No deberíamos implementar este método si nunca ha dormido o al menos intentado dormir al pequeño.

- Se pueden iniciar rutinas conjuntas en las que intervienen los dos progenitores a la hora de ir a dormir, y poco a poco la madre se va retirando; hasta que sea el padre el que termina durmiendo o estando cerca del bebé. Puede que haga falta más de una noche, es normal si al principio el niño se rebela, y llora hasta que la madre lo atiende.

- Pon a papá en medio: puede ser una manera de transición para implementar el método, que sea al padre al primero que el bebé se encuentra cuando se desvela. Que sea él el que intenta consolarle y ayudarle a volver a entrar en sueño. Es aplicable en el caso de colecho. Si el pequeño duerme separado, será el padre el primero en atenderle. Llega un momento en el que el niño tolera al padre, y luego demandará su presencia.

- No te sientas culpable, estás dando a tu hijo más independencia, respetando sus ritmos (recuerda que no le dejamos llorar sin consuelo). Y a tu pareja más protagonismo y seguridad en la crianza de vuestro hijo. Estrecharán más los lazos.

Consejos para aplicar el Plan Padre de destete 

- Una buena manera de realizarlo sería empezar de manera paulatina, que el bebé se acostumbre a pasar ratos con su padre, que se duerma alguna vez con él. Y comenzar estos cambios durante el día, así cuando empecemos a implementar el método no será tan brusco. 

- Una vez implementado, tras la última toma de la noche el papá termina de dormirle como mejor le parezca, en brazos, a su lado, con una canción

- Si llora, y el padre no es capaz de consolarle; la madre le debe calmar, cuando esté tranquilo; vuelve a entrar el padre en acción, para intentar dormirle.

- Si buscamos romper la asociación pecho-sueño es importante que no se duerma al pecho. Que no lo use como objeto de transición entre un ciclo y otro.

- Si practicáis colecho, el padre puede ponerse entre los dos (madre e hijo), de tal manera que no huele el pecho y no siente tanta necesidad de mamar. 

- En los despertares el padre siempre será el primero en atender al niño

Con paciencia este método resulta bueno, no sólo para que el bebé duerma mejor y que la madre pueda descansar más; sino que será muy bueno para la relación entre el papá y el bebé, estableciéndose unos vínculos fuertes entre ambos.