Niños que han sufrido abuso sexual por parte de otros niños

Consecuencias emocionales del abuso sexual en la infancia

Jimena Ocampo Lozano

Cuando hablamos de abuso a menores, normalmente hablamos de casos en los que son adultos los que cometen esos abusos, pero también hay casos en los que son menores los que cometen el abuso. No nos vamos a fijar en qué puede llevar a un menor a abusar de otro, sino en las consecuencias que puede tener para un niño que sea un igual u otro menor el que abuse de ellos. Estas son las consecuencias emocionales para los niños que han sufrido abuso sexual por parte de otros niños.

Consecuencias del abuso sexual en la infancia a corto plazo

Niños víctimas de abuso sexual por parte de otros niños

Lo primero que hay que establecer es que no todos los niños víctimas de abuso sufren un "trauma" o quedan marcados de la misma manera.  La elaboración de una vivencia como ésta es individual, las consecuencias pueden variar enormemente de un niño a otro.

Existen factores que hacen que la vivencia del abuso provoque determinados efectos o consecuencias en el desarrollo, como  pueden ser:

- La frecuencia del abuso.

- El uso de violencia física.

- La edad de la víctima y del acosador.

- Características de personalidad de la víctima.

- Si el abuso ha sido perpetrado por una o varias personas.

Por lo tanto las consecuencias pueden ser muy variadas y no se da en todos las víctimas de la misma manera.  Algunas de las consecuencias a corto plazo o las más frecuentes, que pueden aparecer, (y nos pueden servir de signos de que algo ocurre en la escuela o en el entorno) son:

- Miedo o rechazo a ir al colegio.

- Problemas con los compañeros o con los amigos o en sus actividades extraescolares, (retraimiento social o conductas agresivas).

- Bajo rendimiento escolar, problemas de concentración de atención,

- Pesadillas o problemas de sueño.

- Cambios en el apetito del niño, (no querer comer o comer en exceso). 

- Ansiedad, miedo generalizado, agresividad.

- Depresión infantil y descenso de la autoestima.

- Somatizaciones, etc...

Consecuencias a largo plazo para los niños que ha sufrido abuso sexual

Este tipo de abuso, puede tener a su vez consecuencias a largo plazo, como puede ser:

- Depresión, ansiedad, trastornos fóbicos.

- Abuso o consumo de sustancias.

- Problemas sociales, falta de habilidades sociales, trastornos de conducta.

- A nivel sexual, puede tener como consecuencias conductas de riesgo dificultades para mantener relaciones íntimas, disfunciones sexuales etc...

Cómo ayudar a un niño que ha sufrido abuso sexual por parte de otros niños

La atención que ha de darse a un niño que ha sido víctima por parte de compañeros o menores de su entorno estará en función de lo daños o secuelas que presenten, que como decíamos, no se da en todos los niños ni de la misma manera. A veces puede ocurrir que no existan secuelas traumáticas, pero sí será importante un seguimiento al niño así como a las familias. En el caso en que efectivamente se den secuelas a nivel psicológico, hay que intervenir con estos niños y sus familias.

El papel de la familia es fundamental y esencial en la recuperación de los niños que han sufrido abuso o agresión sexual. Es importante que se muestren como referente afectivo del niño, que le apoyen, que se mantengan equilibrados y para esto, que no es fácil, lo mejor es buscar al apoyo de los profesionales de la psicología, que son quienes mejor pueden apoyar y asesorar en situaciones nada fáciles como estas.