El derecho a no trabajar de los niños

Cómo proteger a los niños contra el abuso laboral

El derecho a la protección contra el trabajo infantil dice lo siguiente: El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata y no deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

En los países más desfavorecidos el derecho a la educación brilla por su ausencia y por tanto la incorporación de los niños al trabajo suele ser muy temprana. Es un hecho a erradicar en la medida de lo posible, ya que el trabajo suele interferir en la educación de los niños y se debe velar porque los niños tengan una escolarización y una educación.

El derecho a no trabajar de los niños

Derecho a la protección contra el trabajo infantil

Las cifras que arrojan los estudios realizados por UNICEF son contundentes, se calcula que hay más de 150 millones de niños trabajadores en edades comprendidas entre los 5 y los 14 años, muchos de ellos en situaciones precarias. El 70% de los niños que se ven obligados a trabajar lo hacen en la agricultura, pero los sectores son muy variados, incluido el militar.

Las razones de la explotación infantil

- Extrema pobreza y marginación social: Sucede cuando la familia del niño carece de recursos necesarios para la supervivencia, lo que provoca que el niño tenga que trabajar para poder mantenerse a él y a su familia.

- Redes de explotación infantil: El comercio de niños es una de las lacras del mundo en el que habitamos, un comercio que usa a los niños con propósitos únicamente económicos.

- Conflictos armados: En los lugares donde existe una guerra los niños suelen ser una víctima fácil a la hora de ejercer un abuso de la fuerza.

- Presión o irresponsabilidad paterna: Es cuando los padres no se hacen cargo de su hijo y lo usan, en ocasiones, para sacar un beneficio económico propio.

- Orfandad: Hay niños que al quedarse huérfanos de padre y madre se ven abocados a trabajar para poder subsistir.

Los niños mas pobres y de zonas rurales son el blanco más fácil

El 70% de los niños en situación de explotación infantil se encuentran en África y Asia. Por ejemplo en el África subsahariana 1 de cada 3 niños se ve obligado a trabajar, lo que supone un total de 69 millones de niños, mientras que en Asia meridional la cifra alcanza los 44 millones.

Niños mineros, niños manipuladores de productos químicos o maquinaría pesada y peligrosa, o niños trabajadores de la construcción, son ejemplos de trabajos peligrosos para los adultos y que un niño jamás debería desempeñar. Pero la peor parte son los trabajos que atentan contra su dignidad humana, como la prostitución o la pornografía infantil.

Debemos hacer más incapié en el derecho a no trabajar de los niños y protegerles ocntra el abuso laboral.

Diego Fernández. Redactor de Guiainfantil.com