Ventajas e inconvenientes de los métodos para aprender a leer y escribir

Métodos escritura y lectura para niños: lo bueno y lo malo

Alba Caraballo Folgado
Alba Caraballo Folgado Directora de contenidos

Existen dos métodos que son los más utilizados a la hora de enseñar a leer y escribir a los niños: el método global y el método tradicional o sintético.

En Guiainfantil.com te contamos en qué consiste cada uno, cómo puedes ponerlos en práctica y lo mejor: las ventajas e inconvenientes de los métodos para aprender a leer y escribir

Método global para aprender a leer: ventajas e inconvenientes

Ventajas e inconvenientes de los métodos para aprender a leer

El método global suele comenzar a aplicar cuando el niño comienza la educación infantil, alrededor de los 3 años y se apoya en la asociación de palabras con las imágenes que representa. Al niño se le muestra información visual muy escueta y rápida mediante tarjetas de información. Estas tarjetas contienen una imagen y la grafía de la misma.  

Podemos comenzar con tarjetas que contengan palabras que les resultan familiares como: mamá, papá, su nombre, agua, mesa, silla.

La mejor forma de poner en práctica este método es de forma habitual y en cualquier momento: leyendo los carteles de la calle o poniendo carteles en casa. De hecho, si te fijas, en las escuelas infantiles, hay múltiples carteles: en el perchero, en la mesa, en los murales, en los objetos del aula. Son fichas que incluyen una palabra y su representación gráfica.

¿Qué ventajas tiene este método para aprender a leer y escribir? Ejercita la memoria visual del niño, por eso tu hijo será capaz de leer por ejemplo, la palabra “pez”, si le hemos enseñado previamente una tarjeta con un dibujo de un pez y la palabra escrita, aunque no sepa qué letras son la p la e y la z.

¿Tiene inconvenientes este método para aprender a leer y escribir? Sí, los tiene, según los expertos el sistema global de lectura se salta un paso, que es el aprendizaje del abecedario, y esto puede provocar que el niño tenga faltas de ortografía en el futuro.

Método tradicional para aprender a leer: ventajas e inconvenientes

Es el primer método para aprender a leer y escribir usado en la educación infantil, el más común y el que todo el mundo conoce. Se basa en una idea básica: que el niño empiece a aprender a leer las estructuras más simples de las palabras y una vez conocidas, fusionarlas con otras más complejas.

Dentro de este método, hay varias formas de enseñarlo:

Alfabético: lo primero que se enseñará a los niños es el abecedario empezando por las vocales, y a la vez se practica la escritura de las mismas. Después se aprenden las consonantes. Una vez que van conociendo y dominando las diferentes letras, se combinan formando sílabas: ma, pa, se... Finalmente se forman las primeras palabras y por último, frases.

Fonético: se enseña al niño el sonido de la letra, por ejemplo la ese se aprende como "ssssss", la f como "ffffff" y después se relaciona con su grafía, es decir, cómo se escribe.

¿Qué ventajas tiene este método para aprender a leer y escribir? facilita la comprensión lectora y además permite al niño comprender la función del sistema de escritura. Es el alumno el que va construyendo su propio aprendizaje.

¿Tiene inconvenientes este método para aprender a leer y escribir? Sí, hay expertos que afirman que se fuerza a leer y escribir al niño de forma mecánica sin respetar su evolución madurativa, sin analizar si está preparado o no. Se le fuerza a jugar sílabas que no tienen sentido para ellos.

El mejor método para aprender a leer y escribir

¿Si ambos métodos para aprender a leer y escribir tienen inconvenientes, cuál es el mejor?

Expertos en pedagogía afirman que la mejor opción es la que mejor se adapte al niño. Es decir, el éxito de la lectoescritura en un niño depende de cómo les enseñemos, por lo tanto debemos adecuar el método al niño y no el niño al método. Y siempre haciéndolo como un juego, nunca presionándole ni regañándole.