El valor de la piedad en los niños

Como educar a los niños con valores de piedad o compasión

Uno de los valores o virtudes en los que es recomendable educar a los niños es la piedad o compasión, una virtud que pone de manifiesto la voluntad de ayudar ante los problemas de otra persona. Cuando se educa a un niño con el valor de la piedad, se le enseña el respeto por el prójimo o lo ajeno

Cómo educar a los niños en el valor de la piedad

El valor de la piedad en los niños

Guiainfantil.com nos enseña cómo fomentar el valor de piedad en los niños, con esas reglas básicas:

1. En primer lugar se debería de fomentar el respeto por las personas. Escucharlas y atenderlas con el respeto que ellas merecen.

2. Enseñar a los hijos a seren tolerante con la otra parte y entender su discurso o forma de actuar o de vivir. No todos tenemos una casa, o vamos a una escuela. Hay gente con menos posibilidades económicas pero que debe ser considerada.

3. En el colegio, en casa, en el parque, cualquier momento es bueno para educar al niño en el valor de la piedad.

4. Como en todos los aspectos educativos, serán los padres los que han de predicar con el ejemplo.

Es difícil en un mundo tan materialista como el actual, inculcar valores tan espirituales a un niño, pero la piedad es una virtud necesaria a la hora de avanzar como sociedad, ya que se genera una unión, viendo a cada individuo como iguales, y no como diferentes. Hay una costumbre a pensar que todos somos diferentes, y en realidad lo somos en forma, pero en el fondo todos somos iguales, todos tenemos preocupaciones, miedos o defectos, y por tanto se debería de ser tolerante y compasivo con el que tenemos enfrente.

Pese a que puede parecer un valor religioso, es más bien un valor social, porque los mandamientos no son más que una guía de valores sociales y espirituales para que el mundo funcione mejor. Por lo tanto, y salvando los estereotipos, y corroborando que no siempre el orden de los factores no altera el producto, la piedad es una virtud que ayuda a que seamos un grupo de individuos y no unos individuos agrupados.

Diego Fernández. Redactor de Guiainfantil.com