La importancia del vínculo entre primos en la familia

4 razones por las que debemos fomentar la relación y el convivio entre los primos en la familia

Alba Caraballo Folgado

Padres, hermanos, tíos, abuelos... todos tienen un rol dentro de la familia. Cada uno tiene un papel fundamental para construir unos lazos familiares sólidos, todos sin olvidar a los primos, que también ocupan un lugar muy importante en la cadena familiar.

Y es que, aunque los adultos de la familia sean una referencia importantísima para los niños, no hay que menospreciar todo lo que aprenden junto con sus primos. Para algunos niños sus primos son muchas veces más compañeros, más amigos que sus propios hermanos.

Por qué los niños deben pasar más tiempo con sus primos

Qué valor tienen los primos para los niños

Pasar tiempo y convivir con los primos es mucho más beneficioso de lo que podemos suponer. Es una suerte para los niños mantener este vínculo y esta cercanía a sus primos. Los primos son sus iguales, espejos en los que mirarse y una oportunidad para aprender a relacionarse mejor con los demás. Por ello es muy importante que los padres afiancemos y fortalezcamos el vínculo entre primos. Te contamos qué pueden aprender los niños con sus primos:

- Suelen ser sus primeros amigos
Con ellos comparten confidencias, experiencias, risas, peleas e incluso, en ocasiones, vacaciones, celebraciones familiares, viajes, etc. Pueden ser sus mejores compañeros de aventuras.

- Aprenden valores entre ellos
Incluso aunque se vean de forma esporádica (en vacaciones o en las celebraciones familiares), con los primos, los niños aprenden a perdonar, a compartir, a escuchar, a ser bondadosos y generosos... Tener primos implica a tener que adaptarse a algunas normas sociales que el otro tenga en su casa. Se trata de una interacción muy necesaria ya que estimula la tolerancia, el respeto y la paciencia. Los niños pueden aprender a relacionarse de forma asertiva y a fomentar habilidades para solucionar conflictos, junto a sus primos.

- Mantener una relación para toda la vida
Si los padres se esfuerzan en crear un vínculo entre primos, ellos tendrán una conexión de por vida, igual que con los hermanos. Además, pasar tiempo en casa de los primos ayudará a tu hijo a ser más autónomo. Le permitirás poner en práctica todo lo que le has enseñado, sin que estés tu supervisándolo. Tiempo lejos de los padres, y con los primos, brindará al niño de autoconfianza y mejor autoestima.

- Comparten los mismos recuerdos y emociones
La infancia es una época que recordamos con nostalgia y a aquellos que la vivieron con nosotros les hacemos un hueco en el corazón que queda para siempre. Con los primos, los niños compartirán momentos de alegría y de tristeza, de entusiasmo y de enfado, y todo eso será una riqueza para su vida afectiva. Entre ellos también se puede crear lazos de lealtad, de confianza y de apoyo.

Cómo estimular el vínculo entre primos

La importancia de los primos

- Fomentar los encuentros
Los padres debemos facilitar que los primos puedan verse habitualmente y, si es posible, mucho más que en las fechas y celebraciones señaladas. 

- Hablar sobre ellos
Si no es posible realizar muchos encuentros, debemos generar vivo el recuerdo del primo en la mente del niño, contándole cosas que le hayan pasado, por ejemplo, cómo le va en el colegio, si ha realizado alguna excursión, si se le ha caído algún diente...

- Mantener el contacto
Fomentar que puedan hablar por teléfono, chat u ordenador, la distancia no es obstáculo para que los primos sigan en contacto y tengan pequeñas charlas.

- Proponer escapadas
Además de quedar para ir al cine o al parque, se puede instaurar una costumbre familiar de reunirse todos una vez al año. Puede ser un fin de semana en el que todos salgan de su casa para compartir una divertida escapada o en las vacaciones.

Puedes leer más artículos similares a La importancia del vínculo entre primos en la familia, en la categoría de Hermanos en Guiainfantil.com.