Los suplementos de hierro producen manchas en los dientes de los niños

Cómo evitar las manchas de hierro en los dientes de los niños

Patricia Fernández Pérez
Patricia Fernández Pérez Redactora en Guiainfantil.com

No todas las manchas en los dientes de los niños se relacionan con una mala higiene dental, como es el caso de las caries o del sarro, sino que, algunos complementos de hierro que mandan tomar a los niños cuando tienen anemia, pueden producir algunas antiestéticas manchas oscuras en los dientes.

Te contamos porqué se producen estas manchas en los dientes de los niños y qué hacer para suavizar su color.

Causas de las manchas en los dientes de los niños

Manchas de hierro en los dientes de los niños

Hay muchos factores que pueden alterar el color del esmalte de los dientes de los niños: antibióticos como la tetraciclina, una fluoración excesiva, una hipocalcificación, o por tomar complementos de hierro.

Las tabletas de hierro suelen recetarse a niños que sufren anemia, es decir, una falta de hierro en sangre.

Conviene tomarlas con el estómago vacío y nunca junto con leche, calcio o antiácidos. Sus efectos secundarios no son muy relevantes, aunque sí es habitual que los niños que lo toman sufran de estreñimiento o diarrea, según cada cuerpo, además de dolencias estomacales o náuseas, a parte de dejar unas manchas oscuras muy llamativas en los dientes que hacen que los padres pongan el grito en el cielo.

Cuando los niños son muy pequeños y no son capaces de tragar una pastilla, los pediatras suelen recomendar complementos de hierro líquidos que deben tomarse bebidos, con lo que el problema de las manchas en los dientes de los niños se acentúa.

No hay que preocuparse excesivamente. Es cierto, que dan un aspecto antiestético y de poca higiene no muy agradable de ver, y para colmo de males, son difíciles de evitar, pero no es nada que no tenga solución.

Consejos que debes seguir para suavizar esas incómodas manchas

1- Si el hierro se toma de forma bebida, se puede mezclar la dosis con agua o zumos, nunca con leche, como hemos dicho anteriormente. Esto tiene el pequeño inconveniente, de que si el niño no se bebe toda el agua, al final no sepas si se ha tomado la dosis al completo, así que procura no poner excesiva cantidad de agua.  

2- Otra forma de evitar que el suplemento de hierro tenga contacto con los dientes es tomarlo con pajita, o si es un bebé, con una jeringuilla. Esto no evitará que aparezcan las manchas pero si que sean más leves.

3- Una vez que han aparecido las manchas en los dientes del niño, debes saber, que por mucho que le cepilles los dientes será imposible eliminarlas. Puedes intentar suavizarlas aplicando al cepillo un poco de bicarbonato sódico, si no es muy pequeño y no hay riesgo de que se lo trague. Aunque estas manchas suelen reaparecer, no hay que preocuparse demasiado ya que cuando el niño crece van desapareciendo progresivamente y a los 9 años ya no suelen estar presentes.

 4- Por último, si el niño es mayor y se está quietecito en la silla del dentista, se pueden eliminar con una limpieza dental.