Cuatro falsos mitos sobre el tratamiento para la diarrea infantil

Ideas erróneas sobre la diarrea en niños y bebés

Iván Carabaño Aguado

¿Es conveniente cortar la diarrea a los niños?, ¿deben los niños con diarrea estar a dieta?, ¿los lácteos son malos en caso de diarrea infantil? Es posible que tus respuestas a estas preguntas estén basadas en lo que hemos escuchado siempre, pero no sean las correctas.

El pediatra Iván Carabaño, nos saca del error y aclara a Guiainfantil.com cuáles son esas 4 falsas creeencias y tratamientos contra la diarrea infantil.

4 falsas ideas sobre la diarrea en niños y bebés

Mitos de la diarrea

1- Hay que “cortar la diarrea” utilizando fármacos. Esto es falso. El hecho de administrar fármacos que reduzcan los movimientos intestinales sólo va a servir para empeorar el proceso. Ten en cuenta que dichos movimientos tienen utilidad defensiva, pues favorecen la expulsión de los microorganismos que producen la diarrea. Por lo tanto, si se administran estos fármacos cuando la causa es infecciosa, el cuadro va a empeorar. 

2- Cuando se tiene una diarrea, se ha de indicar que el niño se mantenga en ayunas. Esto es también falso. Si el niño no ingiere alimentos ni líquidos, el estado general del niño va a empeorar, las células del intestino se van a debilitar, y el proceso se va a prolongar. Hemos de invitar al niño a que coma alimentos que le apetezcan y beba líquidos a demanda. Lo ideal es reponer las pérdidas de líquido en forma de suero de rehidratación, disponible en farmacias. Este suero tiene una composición óptima para reponer la pérdida de agua y sales minerales. Hay que evitar la limonada alcalina casera. 

3- En un niño con diarrea, lo mejor es ofrecerle dieta astringente. Estudios recientes han demostrado que el tiempo de duración de la diarrea no se acorta con este tipo de dieta que, además, no suele ser apetecible para el niño. Es preferible ofrecerle una dieta normal, adaptada para edad, y que le resulte apetecible. Únicamente se aconseja no abusar de los alimentos ricos en grasa y las verduras de hoja verde grande. 

4- En un niño con diarrea, la leche le perjudica. Esto es falso. No hay inconveniente en seguir ofreciéndole leche-lácteos, salvo en aquellos casos de diarrea prolongada que cursen con intolerancia a la lactosa. Solo en estos casos, habría que darle leche sin lactosa.