Aliviar la congestión nasal en los niños

Técnicas para limpiar la nariz a los niños

Cuando nuestros niños se van haciendo mayores, es importante que les inculquemos unos hábitos. No sólo a nivel de comportamiento, alimentario o de higiene; si no que también es muy importante enseñarles a realizar una correcta higiene nasal cuando están congestionados.

Nosotros, como adultos estaremos a su lado para ayudarles en la tarea, pero enseñarles a hacerlo de la forma correcta evitará que los resfriados y alergias se compliquen; perjudicando al niño y también al adulto.

A continuación os describimos unas Técnicas de Fisioterapia para aliviar la congestión nasal en los niños.

Cómo aliviar la congestión nasal en los niños

Aliviar la congestión nasal de los niños con fisioterapia

1. Drenaje Rinofaríngeo Retrógado: Nos sirve para limpiar la zona nasal más posterior. Nos colocamos de pie, con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás. Ponemos suero fisiológico en una de las fosas nasales e inspiramos de forma rápida y profunda, mientras presionamos la fosa nasal contraria. Repetimos del lado contrario. Seguidamente, tosemos y escupimos las secreciones.

2. Técnica de Sonado: Es importante sonarnos de la manera correcta para que se produzca el vaciado de las fosas nasales. Si apretamos las dos fosas nasales forzando el soplo, movilizamos poco contenido nasal y aumentamos la presión intracraneal. La forma correcta es presionando una fosa nasal, dejando libre la contraria; repitiendo la técnica en los dos lados. De esta forma, el vaciado es más completo.

3. Drenaje de los Senos Nasales: Tumbados de lado, presionamos la fosa nasal que se queda arriba y vamos haciendo espiraciones nasales rápidas; cuando notemos la descongestión, limpiamos con un papel y repetimos en el otro lado.

4. Humidificación: Es aconsejable antes de realizar cualquier tipo de técnica de descongesión, la realización de vahos o inhalaciones de vapor de agua, sola o acompañada de agentes balsámicos (p.ej. Mentol).

5. Patrón correcto de tos: Es importante diferenciar entre la tos improductiva, que es la que hay que tratar de eliminar (antitusivos) y la tos productiva, que es la que nos ayuda a expulsar la mucosidad. Para conseguir una tos adecuada, realizaremos una inspiración profunda (la laringe se cierra y la musculatura abdominal se contrae), seguida de un golpe de tos que arrastra las mucosidades de la tráquea y bronquios.

6. Técnica de Aumento del Flujo Espiratorio: Se utiliza cuando al toser notamos que se movilizan las secreciones. Nos sentamos relajadamente, tomando aire por la nariz  y lo soltamos lentamente por la boca sin presionar los labios (como si hiciéramos vaho en un espejo); repetimos sobre unas 40 veces e intentamos toser correctamente. Podemos repetirlo varia veces, descansando entre las repeticiones; mientras continuemos notando las secreciones.

 Importante:

- Mantener la respiración por la nariz y evitar respirar por la boca. La respiración nasal es el primer mecanismo de defensa, humidifica y calienta el aire.

- Mantener la hidratación.

- Estornudar sin miedo a hacer ruido. Lo aconsejable es mantener la boca abierta, debidamente protegida por un pañuelo para evitar los posibles contagios.

- Intentar respetar los tiempos de recuperación que necesite nuestro organismo; es muy importante el descanso.

- En caso de que las secreciones persistan; acude a un Fisioterapeuta especialista en Fisioterapia Respiratoria para que pueda aliviar esa molesta congestión nasal en los niños.