Piojos en las pestañas de los niños

Síntomas, diagnóstico y tratamiento de pediculosis en las pestañas

Que el niño tenga piojos a lo largo de la etapa escolar es algo muy normal. Es una infestación que se da más en la infancia debido a que el contacto que se da entre los niños es mucho más próximo.

Lendreras y demás productos para acabar con liendres y piojos son habituales en las casas donde hay niños para eliminar a estos parásitos de las cabezas de nuestros hijos pero, ¿sabías que también puede haber piojos en las pestañas de los niños? 

¿Puede haber piojos en las pestañas de los niños?

Piojos en las pestañas de los niños, ¿es posible?

Por muy extraño que parezca, las pestañas también son un terreno en el que los piojos pueden encontrarse a gusto y poner sus huevos. Generalmente se encuentran en el cuero cabelludo, donde se alimentan de la sangre del huésped. Sin embargo, cejas y pestañas pueden albergar a estos molestos parásitos, al fin y al cabo, son folículos pilosos. 

Es más, es muy normal que, si encontramos piojos en las pestañas de los niños, también los tenga en el cuero cabelludo, por lo que es importante a la hora de eliminarlos hacer una revisión completa para evitar una nueva infestación.

Cómo saber si el niño tiene piojos en las pestañas

- El síntoma más evidente es el picor de ojos, sobre todo en el párpado.

- Manchas rojas en los párpados producidas por las picaduras de los piojos.

- Ojos enrojecidos.

- Lagrimeo.

- Las picaduras pueden producir infección por lo que el niño podría padecer conjuntivitis.

Diagnóstico y tratamiento para los piojos en las pestañas

En ocasiones una simple exploración puede detectarlos, se pueden ver los huevos adheridos a las pestañas e incluso los piojos. En otras ocasiones sólo detectaremos los puntos rojos producidos por los picotazos y será necesario que el médico los detecte a través de un microscopio óptico. 

Para poder eliminar el piojo es necesaria la extracción manual con unas pinzas finas teniendo mucho cuidado para no dejar ninguna liendre. No se recomienda la depilación de las pestañas por lo doloroso del procedimiento. 

No se recomienda la utilización de champús o lociones contra la pediculosis capilar, por lo que es conveniente acudir al médico para que pueda prescribir algún tratamiento que pueda matarlos.

Por supuesto, otra de las medidas para acabar con los piojos es lavar fundas de la almohada, sábanas, toallas y demás elementos que hayan tenido contacto con el niño.