Como tratar las reglas dolorosas con osteopatía

El dolor de regla puede tratarse con ejercicios

Lidia Expósito Peral
Lidia Expósito Peral Fisioterapeuta y Osteópata

El dolor de la menstruación o dismenorrea, afecta a un gran porcentaje de mujeres y puede llegar a ser muy incapacitante provocando incluso cefaleas, náuseas y trastornos intestinales.

Pero ¿sabemos realmente por qué duele la menstruación?

Las causas pueden ser muy diversas, y en algunos casos pueden ser tratadas con osteopatía. Te contamos cuáles son las causas más comunes de los dolores menstruales y cómo tratar las reglas dolorosas con osteopatía.

Como tratar las reglas dolorosas con osteopatía

Como tratar los dolores de regla con esteopatía

Lo primero que debemos saber es ¿por qué duele la menstruación? 

Existen varias causas:

1. Estructurales: 

- Las contracturas en músculos de la pelvis y zona lumbar o rigidez del suelo pélvico provocarán compensaciones en el sistema genital.

- Las caídas de culo sobre sacro o cóccix transfieren la tensión del golpe al útero provocando su espasmo. Pueden también aumentar la tensión en la duramadre (tejido que conecta el sacro con el cráneo) y afectar a las secreciones endocrinas.

- Las secuelas de cicatrices, cirugías e infecciones pueden crear adherencias en el útero, vejiga e intestino, impidiendo el correcto movimiento de los órganos, incrementando su contracción y aumentando el dolor. 

- Problemas circulatorios como varices, hemorroides…, aumentarán la congestión, pudiendo irritar nervios vecinos.

- La debilidad del suelo pélvico puede producir un descenso de la vejiga, útero o intestino, que comprima estructuras aumentando el dolor.

- El estreñimiento y el síndrome de colon irritable dificultarán la movilidad del intestino aumentan la presión y la contracción en la zona.

- Existencia  de patologías como endometriosis o síndrome de ovarios poliquísticos, o demasiado tejido a eliminar durante la regla.

 2. Existencia de inflamación de bajo grado:

Este tipo de inflamaciones pueden estar debidas a una mala digestión, y aumentan el dolor e impide una buena resolución de la inflamación general del organismo.

3. Hormonales:

El desequilibrio hormonal aumenta la presencia de unas sustancias proinflamatorias, (las prostaglandinas), que provocan más contracción en el útero, y son las responsables de las naúseas y cefaleas.

4. Estilo de vida:

La vida sedentaria y la mala alimentación influyen mucho en el dolor, ya que aumentan la inflamación de base, produciendo un terreno propicio para el dolor.

5. Emocionales:

Un alto nivel de estrés, circunstancias emocionales importantes como duelos abiertos, preocupaciones excesivas por ser madre u otras muchas causas también pueden provocar una mayor propensión al dolor de regla.

Lo preocupante es que solemos pensar que este dolor es algo normal, y que el único tratamiento son los anticonceptivos, pero no es así. La osteopatía puede ayudar a disminuir las molestias e incluso a eliminarlas.

Para nosotros, los osteópatas, el dolor indica que existen algunas disfunciones que deben tratarse como por ejemplo las lesiones osteopáticas en pelvis, cráneo, columna, útero, vejiga e intestino. Por eso el osteópata puede darte consejos sobre ejercicios a realizar en casa que te ayudarán en el proceso como son algunos estiramientos o los famosos abdominales hipopresivos.

Pero además de tratar las reglas dolorosas, este tipo de ejercicios te ayudarán a incrementar el tono de dicha musculatura y del suelo pélvico, y te harán mejorar mucho la congestión de la zona lumbar.