10 consejos para preparar a la niña para su primera regla

Cómo ayudar a tu hija durante su menarquía

La menarquía es el nombre que recibe esa primera regla que tiene la mujer. Suele llegar entre los 10 y los 16 años, y está provocada por el comienzo de actividad en los ovarios y la producción de hormonas.

Desde siempre ha habido muchos tabús sobre la regla: se decía que no te podías bañar, o que se cortaba la mayonesa si estabas al lado. Lo cierto, es que todo eso quedó en el olvido del mediados del siglo XX y ahora las niñas la viven con más consciencia de lo que realmente es, o por lo menos es lo que debería ser.

El apoyo de los padres es esos delicados momentos es muy importante para que la niña lo viva lo mejor posible, así que te dejo unos consejos para preparar a la niña para su primera regla.

Sugerencias para preparar a la niña para su primera regla

Consejos para preparar a la niña para su primera regla

Yo recuerdo con auténtico horror cuando me vino la regla. Mi madre me había explicado absolutamente todo lo que debía saber sobre ella y qué significaba, incluso fuí una de las últimas de mis amigas en tenerla, pero de todas formas fue un hecho traumático para mi.

Quizás fuera porque me vino durante una boda de unos amigos de mis padres que no conocía, y para colmo de males, mi madre no estaba, solo mi padre, con el que de esas cosas no solía hablar.

El caso es que no conté nada a nadie y me dediqué parte de la noche a ir al baño a ponerme papel higiénico a modo de absorbente, mientras me quedaba apartada en una esquina del salón de baile toda la noche esperando a que mi padre por fin me llevase a casa. Estaba muy enfadada con el mundo y me revelaba contra el hecho de ser una chica ¡qué suerte tenían los chicos!

Mi madre por fin llegó y pude contarle el porqué de mi enfado monumental y hablarle sobre las injusticias del mundo natural. El caso es que sus palabras me ayudaron mucho, y sirvieron para que pasase el trago lo mejor posible y, aunque ahora que tengo más de 40 años, sigo llevando mal cada vez que me viene la regla.

El apoyo de los padres es crucial durante la primera regla de las niñas, incluido el del padre (si mi padre hubiese hablado conmigo de esas cosas no me hubiese encontrado tan sola en aquellos primeros momentos).

La niña, aunque se le haya explicado todo lo que conlleva, puede sentirse desorientada y que no sea lo que ella esperaba.

Aquí te dejo unos consejos para, ya seas padre o madre, apoyes y prepares a la niña para su primera regla.

Recomendaciones para ayudar a tu hija con su primera regla

1. Ante todo, antes de que ese momento llegue, infórmale en qué consiste, el por qué, y las consecuencias que tiene, para que no sea un shock y se asuste. Es el momento de hablar levemente sobre la sexualidad, ya que a partir de ese momento entra la edad fértil, sin hacer demasiado énfasis si la niña es muy pequeña porque será lo último que ella quiere oír ahora.

2. Felicitar a la niña, ya que ahora sabe que tiene una maduración normal del cuerpo y de la capacidad reproductiva.

3. Evitar transmitirle los efectos negativos y mucho menos los anticuados mitos.

4. Enseñarle a usar los tampones, las compresas o la copa menstrual. No es cierto que las medidas de higiene íntima que se introducen en el cuerpo no puedan usarse a partir de la primera regla. Los tampones o la copa menstrual harán que pase su regla sin apenas enterarse y con un estilo de vida más normalizado.

5. Que haga todas las actividades que estaba realizando con normalidad, si no le duele el abdomen.

6. La higiene debe extremarse durante esos días. Enséñale cómo.

7. Regálale un calendario para que pueda anotar los días de la regla y lo que le duran, ya que durante los primeros dos años pueden ser un poco caóticos hasta que se termine de regularizar.

8. Es recomendable que el padre se implique y participe de este acontecimiento con total naturalidad, sirviendo de apoyo a la madre.

9. Cuéntale tu experiencia para que no se sienta sola y sepa que todas hemos tenido que pasar por eso. Déjala que se enfade, se sienta orgullosa o se encierre en su habitación para pensar, necesitará expresar sus emociones y no debes enfadarte ni preocuparte por ello.

10. Recomiendale que a partir de ahora lleve siempre un tampón o una compresa en su mochila del colegio, ya que la irregularidad puede hacerle pasar malas pasadas.